Etimología de COERCER

COERCER

La palabra coercer viene del latín coercere, formado del prefijo con- (unión) y el verbo arcere (contener, guardar). De ahí también:

  • Coerción, con el sufijo -ción que indica acción y efecto.
  • Coercible, con el sufijo -ible que indica posibilidad.
  • Incoercible, con el prefijo in- que indica negación.
  • Coercitivo, con el sufijo -ivo que indica relación a la raíz anterior.
Del verbo arcere también nos llega la palabra arca.

El verbo latino coercēre, se compone en efecto de co- (variante de con-) y el verbo arcĕre (encerrar, guardar, contener, ocultar). En este caso co- tiene un valor aspectual de acción global y completa. Por eso el significado primario de coercēre es encerrar completamente y contener. No olvidemos que tiene la misma raíz que el latín arca (cofre para encerrar y guardar cosas), que no es otra que la raíz indoeuropea *arek- (guardar, contener), presente también en el griego ἀρκέω ("arkéo", bastarse, apartarse, mantenerse encerrado), cuya raíz nos aparece en la palabra autarquía (capacidad de bastarse a sí mismo, de vivir encerrado en los propios límites). Pero coercēre ya desarrolló también el valor figurado de reprimir, de mantener a uno "encerrado" para impedir su capacidad de acción o movimiento, incluso corregir, y es por eso que sigue significando lo mismo. Un poco de cuidado porque en castellano coercer y coerción jamás pueden ser empleados en el sentido de obligar con el valor de "obligar a hacer algo", sino que significan obligar a no hacer, impedir la libre acción, reprimir la libertad de acción y movimiento. La capacidad de coerción es la fuerza que algo o alguien tiene para impedir el libre movimiento de otro, como si lo tuviera encerrado y aprisionado.

Hay que tener cuidado porque hay distintos verbos latinos relacionados con la idea de la imposición de una fuerza o la obligación, pero son completamente distintos y si no lo entendemos podemos usarlos mal. Un verbo parecido en latín es cogĕre (empujar o mover conjuntamente, reunir, congregar, obligar a juntarse, obligar o forzar a algo), pero muy distinto, compuesto de co- y agĕre (mover, llevar adelante, también define a la acción del perro pastor con las ovejas, que las fuerza a congregarse). De ahí se deriva coacción y coaccionar, que no es lo mismo que coercer y coerción. Coacción es la acción de ejercer la fuerza para obligar a otro a hacer algo, a hacer lo que queremos o a dirigirse donde queremos, mientras coerción es impedir que actúe.

Otro verbo relacionado por el sentido es obligare, que lo que significa es atar (ligare) a alguien con lo que tiene enfrente( ob-), atar conjuntamente también, ligar, encadenar, y ese verbo lo que supone es que alguien se ve forzado a actuar de un modo concreto o hacer algo concreto en virtud de una ligadura o vínculo establecido con algo o con alguien, del que no se puede librar.

Y por último hay en latín otros vocablos relacionados con la idea de la obligación, sobre todo moral, como es la palabra necessitudo (obligación, necesidad, incluso parentesco de sangre), compuesto de ne- (no) y la raíz de cedĕre (retirarse, andar, apartarse). La necessitudo es aquello de lo que uno no puede apartarse, no puede retirarse ni desentenderse, sobre todo en el sentido moral, es para él necesario, y por tanto constituye una forma de obligación moral.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.