Etimología de CEFALOSPORINA

CEFALOSPORINA

La cefalosporina es un grupo de antibióticos de amplio espectro, estrechamente relacionados con la penicilina, a la que se asemejan en su estructura y modo de acción. Su historia se remonta al año 1948, cuando el farmacólogo italiano Giuseppe Brotzu (1895-1976), descubrió que el extracto procedente del cultivo del hongo Cephalosporium acremonium, era útil para inhibir el desarrollo de ciertas bacterias patógenas; poco tiempo después, en la Universidad de Oxford, Inglaterra, fue purificada una sustancia antibiótica de dicho hongo, y a partir de 1951, apareció en inglés el nombre cephalosporin; pero hasta 1964 fue comercializada la primera cefalosporina, la cefalotina. Ahora se considera que existen cuatro generaciones de estos fármacos antibacterianos, producto de trabajos de investigación, de los que se han logrado comercializar algunos, por ejemplo, cefalexina, cefaclor, cefoxitina, cefepima, cefatoxima, ceftazidima, etc., que se utilizan para tratar enfermedades infecciosas diversas.

Cefalosporina es un término que proviene del latín Cephalosporium (solo que el sufijo -ium es remplazado por -ina, -inas, sufijo sumamente utilizado para denominar sustancias, como estricnina, penicilina, metionina, nicotina, etc.) que, como ya lo explicamos, es el nombre del género del hongo imperfecto (Fungi Imperfecti), de donde se aisló la primer sustancia antibiótica de este grupo. Cephalosporium, es una palabra formada de las siguientes voces griegas: kephalē (cabeza), sporá (siembra, inseminación, semilla, sobre todo la que se siembra al voleo, es decir, esparciéndola), más -ium, sufijo formador de sustantivos, con efecto diminutivo, especialmente en términos biológicos, por ejemplo, pollinium y onchium, y otros géneros de hongos, como el Helminthosporium, llamado así por tener esporas alargadas, semejantes a "pequeños helmintos", o el género Penicillium, literalmente, "pinceles pequeños o diminutos".

Pero volviendo al hongo Cephalosporium, literalmente "pequeño (-ium) agregado de esporas (sporá) que dan la apariencia de cabezas diminutas (kephalē)"; recibió este nombre debido a que este organismo produce esporas en el extremo de las hifas (el cuerpo de la mayoría de los hongos está formado por estructuras llamadas hifas, que son filamentos de citoplasma rodeadas por una membrana y una pared celular) reproductivas, las que se mantienen juntas por una secreción pegajosa, formando cúmulos o agregados que recuerdan pequeñas cabezas.

El término griego kephalē, probablemente tiene vínculos con la raíz indoeuropea *ghebh-el- (cabeza), de donde también quizás proviene la voz del noruego antiguo gafl (tejado de dos aguas). De kephalē tenemos muchos términos derivados, siempre en alusión a la cabeza: cefalópodo, cefalización, microcefalia, macrocefalia, cefalotórax, cefalocordado, acéfalo, microcéfalo, cefalalgia, cefalotomo, cefálico, etc.

Tanto sporá, como el verbo griego speirein (sembrar, esparcir semillas), parece tener relación con la raíz indoeuropea *sper-2 (esparcir, sembrar). Y muchos vocablos de uso actual tienen esa misma procedencia: esporofito, espora, esporulación, macrospora, microspora, angiosperma, gimnosperma, espermatozoide, espermaticida, espermatóforo, espermateca, esporádico, esporangio, esporangióforo, zoospora, endospora, esporulado, etc.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.