Etimología de CALEFACCIÓN

CALEFACCIÓN

La palabra calefacción viene del latín calefactio, calefactionis (acción de calentar o producir calor), nombre de acción con sufijo -tio(n) a partir del verbo calefacere (producir calor), verbo compuesto de la raíz del verbo calere (estar caliente) y el verbo facere (hacer, producir). El verbo calere, del que también derivan palabras como calor, caliente, calafatear, escalfar, cálido, caldo, etc., se asocia a una raíz indoeuropea *kelƏ-1 (caliente). Del verbo latino facere proceden infinitas palabras, como hacer, hacienda, facción, factura, faena, artefacto, defecto, efecto, confección, perfecto, rectificar, putrefacción, etc. Se asocia a una raíz indoeuropea *dhē- (poner, arreglar).

Los romanos fueron los inventores de los sistemas de calefacción central por circuito cerrado gracias a una creación técnica suya denominada hipocausto (ver la descripción en detalle de estos sistemas en la entrada hipocausto).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.