Etimología de ÉTER

ÉTER

La palabra éter viene del griego αἰθήρ ("aither"), prestado al latín como aether, literalmente "aire puro", el éter era un fluido imponderable que ocupaba todo el espacio más allá de la atmósfera.

Hasta fines del siglo XIX, los físicos pensaban que existía dicho fluido, pues consideraban que así como el sonido necesitaba de un "medio" para poder transmitirse, como el aire, agua, metal, etc..., habían comprobado experimentalmente que haciendo el vacío en un recipiente, no se transmitía ningún sonido, pero a pesar de ello, la luz sí se transmitía a través del vacío, por ello imaginaron que allí, donde estaba el vacío, aún había "algo" que no se podía pesar ni medir, pero era el medio que permitía que la luz se trasmitiera.

Como los griegos antiguos, los físicos del siglo XIX, quisieron saber cuál era la velocidad del planeta tierra respecto al éter que supuestamente llenaría todo el espacio interestelar; para ello dirigirían un rayo luminoso en la dirección tangencial que la tierra gira en torno al sol, y otro rayo perpendicular a dicha dirección, el aparato a utilizar se llama interferómetro, así, en la dirección del recorrido de la tierra, la luz tendría una mayor velocidad respecto al éter, la velocidad propia de la luz, más la velocidad de la tierra, mientras que en la dirección perpendicular el rayo de luz, no tendría velocidad de arrastre alguna.

El experimento realizado por Michelson y Morley, después de varias ensayos, no pudo observar corrimiento alguno en las líneas de interferencia que debían producirse, con lo que cambió radicalmente el pensamiento de la física como era hasta ese entonces. Para explicar este fenómeno, un físico holandés H. A. Lorentz, realizó las ecuaciones llamadas "Transformadas de Lorentz".

Pocos años después, con todos estos nuevos elementos todavía algo inexplicables, Albert Einstein formuló la Teoría de la Relatividad Restringida (restringida porque era para sistemas inerciales, es decir aquellos que tienen movimiento relativo rectilíneo uniforme con aceleración igual a cero), con lo cual dio lugar al nacimiento de la Física Relativista que resolvía los fenómenos que la física de hasta ese entonces, la Física Clásica, no podía explicar.

- Gracias: ENNIVS


La palabra αἰθήρ (ether) viene de una raíz indoeuropea (*aidh-) que significa quemar. Esta raíz también nos dio en latín las palabras edificio y estío. La palabra etileno es también un neologismo creado a partir de ether.


La palabra éter, desde 1730, se tomó para designar a ciertos productos químicos orgánicos resultantes de la combinación de dos moléculas de alcohol. Con este significado la palabra apareció primeramente en francés y luego se extendió a otras lenguas. El éter etílico se empleó mucho tiempo en medicina como anestésico.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.