Etimología de COROLA

COROLA

La palabra corola es un témino botánico acuñado por el naturalista sueco Carlos Linneo (1707-1778) en 1749, procedente del latín corolla, diminutivo de corona, 'una guirnalda, corona de flores o ramas que se ciñe en la cabeza, o también, retahíla o sarta de cuentas', préstamo del griego koróne, con el significado principal de 'corneja', es decir, cierta especie de cuervo euroasiático con la porción superior del pico algo curvada; después la misma voz griega se llegó a utilizar para referirse, en sentido figurado, a los extremos curvados de ciertos objetos, a la popa de los navíos, etc, pero siempre con el sentido de algo curvo. Koróne está relacionado con la vieja raíz indoeuropea *(s)ker (*sker-2, según Roberts y *sker-3, en la versión de Pokorny), 'algo curvo', de donde también procede curvo, curvatura, curvilíneo, etc. El término latino corona originó en el antiguo francés entre los siglos IX al XIV d. C. la voz corone; en el anglo francés o normando francés, hacia los siglos XII al XVI d.C., la palabra coroune; en el francés actual couronne; en italiano y español, corona; en inglés, crown; en alemán, krone; en portugués, coroa. Esta colección de palabras en diferentes idiomas, es una muestra de cómo de cierto término original, en este caso corona, se van creando diversas voces durante el proceso de consolidación de otras lenguas con un origen común.

El término corola entonces, significa 'pequeña corona o guirnalda' y se refiere al segundo verticilo de una flor completa, formada por hojas modificadas llamadas pétalos, que se localiza dentro del cáliz y rodea o cubre los órganos sexuales (estambres y pistilo, si la flor es hermafrodita); y Linneo le dio ese nombre porque las piezas que la forman, suelen mostrar una disposición o distribución en espiral dentro del cáliz, formando un círculo o pequeña corona (corolla). Aunque debe mencionarse que sólo cuando se trata de flores con simetría radial o actinomorfas, que son la mayoría, se advierte esa colocación; porque existen flores de simetría bilateral o zigomorfas, como sucede en las papilionóideas, como el trébol y la alfalfa, y en casi todas las cesalpinióideas, como es el caso del algarrobo y el árbol de Judea, de la familia Fabaceae o leguminosas; aunque en estos casos los pétalos no muestran un arreglo helicoidal-circular, de todas maneras, se habla de corola para denominar esa parte de la flor.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Se puede añadir otra versión del origen del vocablo griego κορώνη ("coróne", corneja), distinta de la relación con la raíz indoeuropea *sker- (curvar), tesis que explicaré y que personalmente me parece mucho más convincente. Este vocablo no tendría por qué separarse de otros nombres de córvidos y aves graznadoras, formados todos sobre una raíz onomatopéyica indoeuropea *ker- que expresa crujidos, graznidos y ruidos sordos. A partir de ella se forma en griego κόραξ ("córax", cuervo), en latín corvus (cuervo), cornix y cornicula (corneja), etc. No se entiende por qué κορώνη habría de separarse de este grupo, cuando incluso muestra el mismo sufijo nasal del latín cornix. El empeño de determinados lingüistas por vincular κορώνη a la raíz *sker- de curvar, sólo se debe a que no se entiende que la idea de curvar es secundaria en este vocablo y la ha gestado el griego por desplazamiento semántico, como luego el latín sobre la idea de algo curvado desarrolló la idea de corona. En el fondo corona y corola, no vendrían más que del nombre de un pájaro por un peculiar desplazamiento semántico. Esta es la tesis de etimólogos latinos como Ernout y Meillet y del etimólogo helenista Chantraine.

Esta raíz ker- sería también la que ha dado verbos en latín como crepare (crepitar, crujir) de donde vienen palabras como crepitar, decrépito, quebrar, grieta, increpar y discrepar (en origen, separarse de una opinión haciendo ruidos desaprobatorios).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.