**

Etimología de PECADO

-
-

PECADO

La palabra "pecado" se asocia con la raíz indoeuropea *ped-, que significa "pie" y más próximamente del latín "pecco" (contracción de pedico), "tropezar" y de ahí "cometer una falta".

La religión cristiana describe 7 pecados capitales y siete virtudes que los neutralizan:

Pecado Virtud
Pereza Diligencia
Ira Paciencia
Lujuria Castidad
Soberbia Humildad
Avaricia Generosidad
Gula Templanza
Envidia Caridad

- Gracias: Maximiliano Mena Pérez


Sí, pero la palabra pecado viene directamente del latín peccatum (delito, falta o acción culpable). Lo de que peccare sea una contracción de pedicare no está nada claro, es suposición de algunos. Además pedico o pedicare, con el valor de tropezar es un verbo inusitado. Curiosamente lo que sí existe en latín es otro pedicare, que no tiene nada que ver con todo esto, forma habitual monoptongada de paedicare, que significa literalmente "dar por...", es decir, sodomizar a otro, o también ejercer activamente de pederasta (está tomado del griego, παιδικος, ya se sabe que los griegos le tenían cierta afición a esto, y se deriva de παις, παιδὀς , niño). Lo encontramos por ejemplo en el Carmen XVI del poeta lírico Catulo, un poema furibundo y muy subido de tono, contra dos personajes que fastidian al poeta, y que empieza diciendo:

Pedicabo ego vos et inrumabo,

Aureli pathice et cinaede Furi,

....

Realmente es enojoso de traducir, si se quiere respetar la literalidad, ya que los términos son fuertes, vulgares y nada eufemísticos. Dice aproximadamente:

"Yo os daré por...(=os sodomizaré) y os la daré a...(=me haréis una felación),

Aurelio "pathico" y Furio "cinaedo"

...

Es extremadamente difícil traducir pathicus y cinaedus, se refieran en lenguaje vulgar al homosexual pasivo y al homosexual o bisexual activo y libertino en general, que anda "dando" a diestro y siniestro.

En cualquier caso, hay que dejar bien clara una cuestión. Es el cristianismo el que introduce el concepto de pecado en la cultura occidental, antes inexistente. Peccatum en latín significa falta, error o como mucho delito de carácter menor. No existe en latín un término para "pecado religioso" porque tal concepto no existe, y el único vocablo que designa un delito religioso es sacrilegium, que es exactamente el robo de un objeto sagrado, aparte del atentado contra bienes u obras públicas (acueductos, edificios, cloacas...), consagrados como sagrados. Pero pecado para el cristianismo es un concepto diferente que se basa en el judaísmo y que en todo caso tiene un cierto precedente en algunas religiones mistéricas previas, que se practicaron por sectores de población : es una falta o delito que sólo puede redimirse por la acción de un confesor que tiene la potestad de otorgar el perdón divino a su arbitrio mediante la penitencia, pero que per se condena al individuo a la perdición eterna post mortem en un infierno, especialmente si se trata de pecados categorizados como "capitales". Semejante concepto no existe antes en nuestra cultura, y no hacen falta grandes demostraciones: es bien sabido que para griegos y romanos no existe un lugar de castigo, un infierno para impíos. Su concepción del mundo de ultratumba es un lugar al que van todos los difuntos a reposar con tal de que se haya cumplido el ritual funerario correcto en su funeral. Con el tiempo se conciben ciertas secciones en este mundo de ultratumba, pero no para buenos y malos ni para el común de los mortales. Existe en él un abismo profundo llamado Tártaro donde sufren castigo únicamente los titanes rebeldes que lucharon contra los dioses en el principio de los tiempos. Y existe un lugar especialmente privilegiado llamado Campos Elíseos que acoge a los grandes y sacrificados héroes guerreros. El común de los mortales vaga en reposo y sin conciencia por los campos de los asfódelos, y no hay más premios ni castigos. Para los romanos su reposo será tanto mejor si sus descendientes les dan culto doméstico, no los olvidan y les ofrecen libaciones.

Es así como el cristianismo tiene que modificar hasta la lengua para dar nuevo sentido a las palabras, y que pecado signifique ya otra cosa, como también tiene que modificar viejas palabras para designar a nuevas faltas antes no concebidas como tales. Por ejemplo, en latín luxuries o luxuria sólo significa lujo desenfrenado, derroche condenable. En boca de los nuevos padres de la iglesia se modificará su sentido para referirse al sexo condenado y categorizado como pecado, que para ellos es todo sexo no producido dentro de su forma de matrimonio y que para ellos es desenfreno sexual, y que se transforma en un pecado: la lujuria. No hay previamente un nombre en latín que designe eso, por eso deben crear nuevos sentidos para las palabras.

- Gracias: Helena


Queda aquí claro que "pecado" (acción y resultado del verbo "pecar") es una falta, una ofensa, una "transgresión consciente de lo que se tiene por bueno". De niños nos decían que "pecar" venía de "manchar" (haciendolo venir de "peca" = "mácula") y por ello María era inmaculada: porque no tenía la "mancha" del "pecado original". Digamos que es una etimología popular (y "dirigida").

Lo que de ningún modo puede entenderse es "pecado" como "deuda". Así que citaré un par de clásicos más ilustrativos, y unos dichos esclarecedores:

  • De Calderón de la Barca, "La vida es sueño", podemos entender "delito = falta= ofensa = pecado", todo es tema ético-moral, religioso si se quiere (y no jurídico):

Apurar, cielos, pretendo,
ya que me tratáis así
qué delito cometí
contra vosotros naciendo;
aunque si nací, ya entiendo
qué delito he cometido.
Bastante causa ha tenido
vuestra justicia y rigor;
pues el delito mayor
del hombre es haber nacido.

  • Jesucristo dijo (según San Juan 8,7): "Aquel de vosotros que esté libre de pecado, que arroje contra ella la primera piedra": o todos los presentes tenían una hipoteca o es que todos cometemos algún pecadillo alguna vez... y "entre bueyes no hay cornadas", ¿no?
  • Y luego (S. Juan 8,11) a la adúltera: "Tampoco yo te condeno. Vete, y no peques más": no, no es tema de deudas, es de moral.
  • Y el dicho dice "arrepentidos los quiere dios"... ¡cuidado que esto tiene enjundia! A ver, si Dios los quiere arrepentidos (y no de otra forma) es que primero han tenido que pecar (pues si no ¿de qué iban a arrepentirse?). Esta tontería, aquí donde la ven, ha sido la base de multitud de herejías y del éxito de personajes como Raspútin.
  • Y para finalizar: "En el pecado está la penitencia", así que ya sabéis: "Penitenciagite!" ("¡Arrepentíos!": "El nombre de la rosa", de Umberto Eco, 1980), pero antes ... elegid bien vuestros pecados.

- Gracias: TKC


Pecado no tiene nada que ver con peca ni con manchar. Como dijimos viene del latín peccatum y tampoco es lo mismo exactamente que delito, del latín delictum (en origen falta por relajación). Todas las citas evangélicas no tienen mucho sentido, porque la palabra en absoluto es aramea, ni hebrea, ni griega. Esos textos fueron traducidos al latín, y al ser traducidos asumieron la palabra latina que expresaba una falta o acción culpable, que era peccatum.

- Gracias: Helena



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P

Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9848) añadidas al diccionario:
pómulo   brete   chelín   pícea   morrena   burundanga   estragar   estertor   mofar   abacero  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
pecho   nuez   ágora   mesozoico   mundo   venoclisis   kilómetro   luciérnaga   tétanos   megaterio  
Último cambio: Sábado, Octubre 25 15:21 MST 2014