Etimología de PALADIO

PALADIO

El paladio es un elemento químico (Pd) con el número atómico 46 de la tabla periódica. Es decir, tiene 46 protones en su núcleo. La palabra paladio se relaciona con el vocablo 'Palas', pues fue descubierto casi al mismo tiempo (1803-1804) en el que se observó por vez primera este asteroide. Este nombre le fue dado por su descubridor, el químico británico, William Hyde Wollaston (1766-1828), quien también descubrió el rodio.

El nombre del asteroide, Palas, viene del griego, Παλλας (Palas), nombre que escogió Palas Atenea, después de matar accidentalmente a su amiga, que se llamaba así. Ver: Minerva y ateneo.


Además de un elemento químico, la palabra paladio o paladión tiene un significado mucho más antiguo, y designa otra cosa. Se trata de un viejo talismán religioso, una pequeña y muy arcaica estatua de madera que los romanos conservaban en el interior del templo de Vesta situado en el foro de Roma. Eran las sacerdotisas vestales las encargadas de custodiar el paladio. Según la tradición era una escultura caída del cielo en Troya en los tiempos de su fundación, que los troyanos veneraban como parte de sus penates que les proporcionaban especial protección como pueblo. Siguiendo esta misma tradición legendaria, cuando los griegos acabaron destruyendo Troya en una noche de horror, incendios y violaciones, el héroe troyano Eneas reunió a todos los supervivientes y huyendo de la ciudad en llamas con su anciano padre Anquises sobre los hombros y su pequeño hijo Julo de la mano, Anquises portaba este talismán para salvarlo de los griegos. Eneas y los suyos vagaron por el Mediterráneo en naves hasta encontrar un nuevo lugar de asentamiento. Se asentaron finalmente en Italia, en el Lacio, en el s. XIII a.C. y fundaron dos nuevas ciudades: Lavinio y Alba Longa. En Alba Longa se asentó Julo llevando y conservando allí el paladio. Se gestó un nuevo pueblo formado de la fusión de latinos y romanos, hasta que dos personajes del linaje real de Alba Longa (descendientes de Julo y por tanto de la estirpe de los Julios), Rómulo y Remo, en especial el primero, en el s. VIII a.C., fundaron la nueva ciudad de Roma llevándose allá un buen contingente de población. Con el tiempo el paladio de Alba Longa pasó a Roma y se conservó durante todo el tiempo de la historia romana. Las descripciones del paladio nos hablan de una paqueña estatua femenina de madera, tosca y rígida, con una lanza en una mano y un huso y una rueca en la otra.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.