**

Etimología de PANTALÓN

-
-

PANTALÓN

Varios de los visitantes de nuestras páginas nos cuentan el chiste que pantalón lleva ese nombre, pues cubre de la panza al talón. En realidad, la palabra pantalón viene de Pantaleone, un personaje de una comedia Italiana del siglo XVII. Según una etimología popular, Pantaleone viene de pianta-leone (planta de león), un apodo dado a los Venecianos, pues el león de San Marcos es el símbolo de Venecia. Pantaleone caracterizaba un veneciano viejo y avaro, que vestía unos calzones largos. Pero no fueron los Italianos, quienes popularizaron esta vestimenta. Fueron los franceses durante la revolución francesa. Así que pantalón no llegó directamente del Italiano. Dio una vuelta por el Francés antes de llegar al castellano.


Pantalón viene del italiano pantalone, que significa lo mismo, pero ha llegado, efectivamente, a través del francés pantalon. En italiano era originalmente un nombre propio, Pantalone, variante de Pantaleone, que en español es Pantaleón, y que, en última instancia, viene del griego παντελεήμων (panteleḗmōn) "el que se compadece de todos".

San Pantaleón de Nicomedia (Izmit, Turquía), que había llegado a ser médico de los emperadores Maximino y Galerio a finales del s. III, fue martirizado en 305 y su veneración se extendió por las iglesias orientales del cristianismo donde gozó de gran predicamento como santo taumaturgo, patrono de la medicina y la obstetricia y sanador de los tísicos y los bisojos. Los venecianos, que en la Edad Media tuvieron el monopolio mediterráneo del comercio con Levante, introdujeron su culto en la iglesia romana, y repartieron por doquier sus reliquias, que fueron codiciado objeto de transacciones y obsequios reales: Ampollas con su sangre hay en Estambul, Ravello (Salerno, Campania), Montauro (Catanzaro, Calabria), la ermita de San Pantaleón de Losa (Burgos, Castilla la Vieja) y Madrid (Monasterio de la Encarnación), cada una de las cuales realiza el milagro de la licuefacción en su debido tiempo (la sangre de la ampolla de Madrid se licúa la víspera del día del santo, cada 27 de julio). Su cabeza fue a parar a Lyon, y huesos suyos hay en muchísimos sitios, desde el Mausoleo de los Reyes de Francia en la Basílica de San Dionisio (Saint Denis) de París, hasta la iglesia de San Pantaleón del barrio de Matadero en Buenos Aires, y no podían faltar en Venecia en la iglesia de San Pantalon (así se dice en dialecto veneciano San Pantaleone).

Los venecianos se consideraban devotos de San Pantaleone, los identificaban por toda Italia como portadores de la vestimenta característica de origen turquesco, el calzón largo que llevaba el personaje de la Commedia dell'Arte llamado don Pantaleone, caricatura de los venecianos, a los que coloquialmente se les llamaba i pantaloni. Este fue el motivo de que, cuando, tras la Revolución Francesa, se abandonó el uso del calzón corto a favor del largo -primero los llamados sansculottes, literalmente "sin calzón (corto)", luego todo el mundo en Europa y América-, a este calzón se le llamara pantalón.

De este Pantaleón o Pantaleone ha habido etimologías populares en español como en italiano. La italiana la saca por pianta-leone "que planta el león (de San Marcos, símbolo de Venecia) por doquiera que pone su planta un veneciano". La española por espanta-león, más en consonancia con la tradición atribuida a los españoles de bizarría fanfarrona.

- Gracias: Joaqu1n


Pareciera que la palabra παντελεήμων (panteleḗmōn) se pudiera formar de esta manera:

  • παν (pan) = todo, como en panorama y panspermia.
  • τελε (tele) = lejos, como en televisión.
  • ήμων (emon) = nuestro, como en Πάτερ ἡμῶν ..." "Pater emon ..." o "Padre nuestro" en griego.

Entonces suena como "todo lejos de nosotros".


No hay que cortar la palabra παντελεήμων (panteleḗmōn) en παν (pan-) + τελεήμων (-teleḗmōn), sino en παντ (pant-) + ελεήμων(-eleḗmōn), porque, aunque veas a veces el neutro πᾶν, en realidad era un tema en ντ (nt), como se puede ver en otras palabras con el mismo compuesto, por ejemplo, en (panto)crátor.

El griego antiguo ἐλεήμων [eleḗmōn], "compasivo, piadoso, misericordioso" (fuente: Diccionario Griego-Español de José Manuel Pabón Suárez de Urbina y Eustaquio Echauri Martínez), estaba derivado del verbo ἐλεέω [eleḗō], "compadecerse, tener piedad de alguien", de donde mismo vienen las palabras españolas usadas por los católicos kirieleisón, compuesto de κύριε [kýrie] "señor" y el imperativo de este verbo ἐλέησον [eléēson, que se pronunciaba en griego tardío eléison], "ten piedad", y limosna, que viene de un latín eleemosy̆na, que, a su vez era transcripción del griego ἐλεημοσύνη [eleēmosýnē, bgr. eleimosýni], en principio "compasión, piedad", y más adelante, ya con el cristianismo "limosna" (ver: limosnero).

- Gracias: Joaqu1n



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P

Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9655) añadidas al diccionario:
adoquín   alhoja   papillote   pantorrilla   mustio   rumiante   barriga   marmita   barrica   nava  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
fornicar   oliva   diapédesis   apófisis   soldar   ortega   jactar   yesca   sarcofágido   muesca  
Último cambio: Miércoles, Agosto 27 17:12 MST 2014