Etimología de AMNIOCENTESIS

AMNIOCENTESIS

El término amniocentesis (aspiración transabdominal de fluido desde el saco amniótico, mediante punción de la pared abdominal y uterina) es un neologismo del siglo XX (1958) que proviene del latín moderno, amniocentesis: amnion, 'membrana delgada que rodea el embrión de reptiles, aves y mamíferos', y centesis, 'punción quirúrgica'. Literalmente, "punción o perforación del amnios". Asimismo, amnion en latín, procede del griego amn(ós), 'cordero', también 'recipiente o lebrillo para contener la sangre de un animal sacrificado', y además, 'bolsa o saco' (como el amnios); más el sufijo diminutivo -ion, originando ἀμνίον = amnion (amnia en plural), con el significado de 'corderito o cría de la oveja', también, 'membrana que envuelve al feto'; y κεντέω = kentēsis (perforación) proviene de la vieja raíz griega kentē-, que derivó en kentéen o kentein, 'pinchar, perforar', asociada a la raíz indoeuropea *kent-, 'punzar, pinchar, agujerear', de donde también procede la voz latina centrum, 'centro, o punto fijo de un compás', que dio lugar a central y epicentro; y kentron, en griego, de donde proceden: centrómero, céntrico y centrosoma.

Además, la hipotética raíz indoeuropea *agwh-no, parece coincidir en diversas lenguas para denominar al cordero, dando lugar a la formación de la voz griega amn(ós) o amnos (cordero), y el diminutivo ἀμνίον = amnion, que originalmente designaba a la membrana que envolvía al feto de este rumiante. También la voz latina agnus (cordero) y su diminutivo agnuculus (corderillo), de donde añojo, 'becerro o cordero con un año o más de edad', proviene de *agwh-no.

El vocablo amniocentesis fue propuesto por el ginecólogo estadounidense Henry M. Parrish en 1958, en el Amer. Jrnl. Obstetr. & Gynecol. LXXV. 724. (Revista Americana de Ginecología y Obstetricia), donde mencionaba algo así como: "El término amniocentesis transabdominal se introduce en la descripción de este procedimiento, y se sugiere en lugar de la terminología previa, incluyendo: amniotomía, paracentesis abdominal y paracentesis uterina".

Aunque existen algunos antecedentes desde finales del s. XIX, parece que esta técnica obstétrica fue realizada por vez primera hacia 1930. Actualmente, unos 300 defectos cromosómicos y más de 50 anomalías bioquímicas pueden ser detectadas por este procedimiento.

La amniocentesis es un procedimiento de diagnóstico prenatal invasivo, que consiste en la introducción de una aguja hueca, enchufada a una jeringa (con la guía del ultrasonido), a través de la pared abdominal de una mujer gestante, perforar el amnios, y llegar al líquido amniótico que rodea al feto, para obtener una muestra del fluido y someterla a diversos análisis, con el fin de diagnosticar problemas como: anormalidades cromosómicas del futuro bebé, incompatibilidad sanguínea con la madre, probables defectos del cordón espinal, etc. Suele practicarse entre la semanas 15 a 17 del embarazo, si existen razones suficientes que justifiquen su aplicación, por ejemplo: mujeres grávidas mayores de 35 años, historia familiar de desórdenes genéticos, nacimientos previos con defectos al nacer, si las pruebas sanguíneas o el ultrasonido sugieren alguna anormalidad.

Fuentes:

  • Merriam Webster's Collegiate Dictionary. 2003. Eleventh Edition. USA.
  • Taber's Cyclopedic Medical Dictionary. 1997. Edition 19. USA.
  • The Merck Manual. 1999. Seventeenth Edition. USA.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.