Etimología de ANACARDIÁCEA

ANACARDIÁCEA

La palabra anacardiácea es el nombre castellanizado de cualquier planta de la familia Anacardiaceae R. Br. donde se incluyen centenares de especies de árboles y arbustos, con flores en racimos y frutos con una sola semilla (monospermos). Dentro de la familia se incluyen especies, como el mango, zumaque, terebinto, lentisco y anacardo.

El término procede de Anacardium Linnaeus 1753, nombre del género representativo, cuya especie tipo es A. occidentale L. (Literalmente anacardo del Continente Americano, pues es originaria de América del Sur). Anacardium es la forma latinizada de un vocablo conformado por dos elementos griegos: el prefijo ana- (sobre, contra, hacia arriba, más allá, como en anabolismo, anasarca, anatomía, anadipsia), y καρδία = kardía, kardio (corazón, como en cardiopatía, cardiomegalia, cardiotónico, electrocardiograma, pericardio, endocardio y miocardio). Lo que se traduce como: "que se encuentra encima o más allá (ana-) del corazón (kardía, kardio). Aparentemente esto es un sinsentido, sin embargo, la explicación no es tan difícil: Linneo, al examinar los frutos de este árbol Sudamericano, observó que éstos, con una apariencia arriñonada de unos 4 centímetros de longitud, se desarrollan encima (ana-) de la parte apical de un receptáculo peduncular carnoso de color rojizo mucho más grande, con una forma acorazonada (kardía, kardio), aunque muchos textos de botánica mencionan que más bien es piriforme. Fue por ello que se acuñó el nombre Anacardium.

A la especie A. occidentale L., se la conoce en español también como cajuil, marañón, merey, etc. Y se trata de un árbol de unos 12 metros de altura, con hojas coriáceas y flores hermafroditas, cuyos frutos se forman en racimos, cada uno unido al extremo de un largo receptáculo peduncular acorazonado o piriforme, nativo de regiones tropicales de América del Sur, como Venezuela, Brasil, Colombia, Guyana, etc.

Años después de que Linneo propusiera el género Anacardium, el botánico escocés Robert Brown (1773-1857) intoduce el nombre de la familia (Anacardiaceae), agregando el sufijo -acea, aceae, que denota participar o compartir ciertas características naturales, como se acostumbra en la denominación de todas las familias botánicas (Droseraceae, Crasulaceae, Lauraceae, Annonaceae, etc.). Claro que muchas especies de la familia no poseen este rasgo del pedúnculo acorazonado sobre el que se encuentra el fruto, pero tienen otras carcterísticas que justifican su inclusión en este taxón.

Fuentes:

  • Lindley John. 1838. Flora Medica. London. pp. 281-289.
  • Oxford English Dictionary. 1981. USA.
  • Webster's Third New International Dictionary. 1971. Vol I. USA.
- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.