Etimología de ALEMANIA

ALEMANIA y НЕМЕЦ

La palabra Alemania viene del gernamo antiguo Allmanis compuesto de all (todos) y man (hombre) o sea "Todos los hombres".

Se dice que la palabra "Germania" tiene una etimología similar, que viene de Gar-man. Gar viene del verbo Geren que quiere decir recoger. Entonces Gar-man algo así como "todos los pueblos recogidos". Otros dicen que Germania no fue un nombre que los alemanes se dieron a si mismos, sino que se lo pusieron los romanos y que viene del latín germanus que significa hermano.

En cuanto a Germania, es muy posible que venga del latín Germanos, porque los romanos los consideraban los "pueblos hermanos". En alemán Schwäbisch (suevos) significa, "los que pertenecen a una misma raza". La palabra Alemania deriva de uno de los pueblos germánicos que habitaban cerca del Rhin (Renus o Reno), y que se llamaban "alamanes", por eso casi todos los pueblos latinizados, luego tomaron esta palabra para designar a toda la nación Teutona. De igual manera, los rusos, polacos, checos, y casi todos los pueblos eslavos, llaman a Alemania con el nombre de Nemetz, Niemetz y otras variantes similares, porque los Nemets, era otro pueblo germánico que vivía en la parte oriental de la región y eran los que estuvieron más cerca y en contacto con los pueblos de origen eslavo.

- Gracias: ENNIVS


La palabra Alemania no viene del germánico sino del latín Alamannia, nombre dado por primera vez por el historiador Amiano Marcelino (s. IV d. C.) en repetidas ocasiones en su obra Rerum gestarum libri, al territorio ocupado por la confederación de tribus germánicas denominada Alamanni, y luego empleado en el propio s. IV por Claudio Claudiano y en los siglos IV y V por diversos escritores de la Historia Augusta. Después multitud de autores cristianos emplean el nombre, dotado por el latín de un sufijo -ia característico de nombres de regiones y territorios. Los Allamanni aparecen en las fuentes romanas a principios del s. III d. C. y son ya citados sin cesar por todos los historiadores y escritores, debido a sus iniciales conflictos bélicos con el imperio romano.

Como nos explica Asinio Quadrato en el s. III d.C., en una obra en griego titulada Γερμανική ("Germaniké") que fragmentariamente se nos ha conservado en la Suda, el nombre que a sí mismos se dieron los Alamanni, y del que Alamanni es la adaptación latina, procede del germánico all (todo) y Mann (hombre), y es un apelativo que viene a querer decir "los generales, los universales, los de la totalidad", formación similar al actual vocablo alemán allgemein (general, universal), lo cual es así porque se trataba no de un pueblo, sino de una confederación de pueblos germanos con la clara idea de una busca de fuerte unidad política frente a sus enemigos y frente al imperio romano, y ese es el nombre que se dieron los confederados. La confederación, que sepamos, según fuentes antiguas, agrupaba a Quados, Marcómanos, Bucinobantes, Hermíones, Lentienses, Jutungos, Teutones, Semnones y quizá más pueblos germanos. Su territorio se extendía con bastante amplitud en torno al curso del río Elba.

El vocablo se generalizó en época medieval, llegando a sustituir a Germania, y es sobre todo el francés la lengua que acaba asumiendo a partir del latín la denominación Allemagne para el área de habla alemana y allemand para su habitante, desde donde se generaliza a otras lenguas como el castellano.

- Gracias: Helena


Se afirma que el origen eslavo del gentilicio Немец (Nemetz) proviene del nombre de un pueblo Germano, al parecer: "Nemeter", ya nombrado en el texto de Julio César: "De Bello Gallico" y que vivían cerca del río Rin, no obstante la versión más acertada en Rusia es que es un exoetnónimo proveniente del adjetivo calificativo Немой (Nemoi) que significa "el que no sabe hablar o mudo" refiriéndose al desconocimiento de la lengua de los Eslavos por parte de dichas tribus germanas.

- Gracias: Alex Alder


Para la variante eslava Немой (Nemoi) es la versión más plausible. Por cierto, etimológicamente niemoi o «el que no sabe hablar o mudo», viene del eslavo «nie moi» (не мой = no mio) y seria en sentido primitivo de las tribus que no hablaban el mismo idioma.

-Gracias: Visitante 150728 desde Barcelona, Catalonia, España


En realidad немой (niemoy = mudo) no viene de не мой (nie moy = no mío).

Según Vasmer1, немец (niemets) se refería a la persona que no se le entiende nada al hablar, luego alemán y cualquier forastero. La historia es muy parecida a la "bárbaro". Dice que del eslavo viene el griego bizantino Νεμίτζοι (Nemitzoi).

Lo compara con немой (niemoy = mudo), que suena a не мой (nie moy = no mío), pero se forma de němъ (niem), mudo, hablar apagado, de donde tenemos нем (niem = mudo) y немота (niemota = mudez). Así reconstruye un proto-eslavo *němьcь (*nem's) "extranjero":

de němъ (ver: немо́й [niemoy = mudo]) en varios dialectos hablar silenciosamente (не́мо) es decir "hablar indistinguiblemente (o como un bebé)", dialecto viatsk. (Vasnetsov), не́мчик (niño, infante, que todavía no habla), eslavo antiguo (Dobrovolsky), немко́ "mudo", "немой", arcang. (Podv.), немты́рь, немтура́ "tímido, tartamudo", dialecto viatsk. (Vasnetsov)., antiguo ruso, Yugra misma gente tiene нѣмъ también "extranjero, pueblo de lengua forastera (немой = mudo)" (Crónica Laurentina en el año 1096).

La raíz proto-eslava *němьcь (extranjero, que no es eslavo, específicamente alemán) está compuesta con *němъ (mudo) y el sufijo *-ьcь. Este sufijo viene del indoeuropeo *-i-k-o, que crea diminutivos y también se puede referir a personas, por ejemplo ĺutьcь (persona severa) de ĺutъ (persona). 2

Según el Wiktionary (en inglés y francés), la palabra turca otomana نمچه (nemçe) y el árabe نِمْسَا (nimsā) y نَمْسَا (namsā) son prestamos derivados de esta misma raíz proto-eslava.

El sufijo indoeuropeo *-i-k-o, descrito por Halla-aho, es en otros documentos presentado como *ko-, *iko o *ikos-. Es el mismo que dio -icus en latín e -ικος en griego.3 Según unos lingüistas4, encontramos este sufijo con valor diminutivo en el latín -culus,5 como en músculo y testículo, pero otros3 parecen que no lo aceptan.

Acerca de los Nemetes, nombre de la tribu mencionada no sólo por Julio César (De Bello Gallico), que indica Alex Alder arriba, sino también por Plinio (Naturalis Historia) y Tácito (Germania), Vasmer explica que немец no puede derivar de ese etnónimo por razones fonéticas y geográficas. La razón fonética es que en eslavo y en el antiguo lenguaje litúrgico ruso esta palabra la escribieron como нѣмьць. Estas dos no coinciden en las vocales. La primera vocal ять (yat) excluye por completo de que anteriormente se haya pronunciado como е (e, en ruso se pronuncia ie).

La razón geográfica es que no hay datos que atestigüen contacto entre eslavos o sus antepasados con los nemetes en cualquier intervalo de tiempo. Además es dudoso que el nombre de una pequeña tribu germánica se exportaría a los eslavos, pero no perduraría en los pueblos de habla alemana.

Otra cosa que soporta la aserción de Vasmer que se trata de dos palabras diferentes, es que desde el principio las variantes eslavas, no sólo significan alemán, sino también mudo:

  • antigua lengua rusa:
    • нѣмьць "persona, hablante no claro, inteligible", "extranjero",
    • нѣмьчинъ "alemán, cualquier extranjero",
  • búlgaro не́мец - también antes de "alemán (неме́ц)", "немой (mudo)",
  • servocroata ниjѐмац "alemán, mudo",
  • esloveno némes "mudo; nombre del viento del norte; tipo de avena".

También podemos notar que Pokorny6 asocia el etnónimo Nemetes con una raíz indoeuropea *nem-2 (doblar), que relaciona con el griego νέμος (nemos = pasto), el latín nemus (arboleda) y el griego νεμητον (nemeton = bosque sagrado), pero no incluye al término eslavo que estamos discutiendo en esta raíz.

Vasmer añade que las hipótesis que vinculan a немец con las ideas de nómada del griego νομή (nome = pasto), νομάς (nomas = nómada) y νέμος (nemos = bosque) son incorrectas.

Fuentes:
  1. Этимологический словарь русского языка (Diccionario Etimológico del Idioma Ruso) - Max Vasmer - 1964-1973.
  2. Problems of Proto-Slavic Historical Nominal Morphology - Jussi Halla-aho - 2006.
  3. Diplomová Práce - Jana Pernicová - 2012.
  4. A Grammar of Modern Indo-European - Carlos Quiles / Fernando López-Menchero - 2011.
  5. Latin Suffixal Derivatives in English: and Their Indo-European Ancestry - D. Gary Miller - 2006.
  6. Indogermanisches Etymologisches Woerterbuch de Julius Pokorny, entrada 1372.

Esa denominación eslava de Alemania y los alemanes me parece que no tiene nada que ver con raíces eslavas. Según una explicación ya tradicional (aunque no sea mayoritariamente asumida ni reflejada, ver aquí, o aquí, o aquí) el nombre con la mayor probabilidad viene, con una acomodación por etimología popular a la palabra eslavo "mudo", de los Németes, pueblo germánico citado por Julio César (s. I a.C.), por Tácito (s. I-II d.C.) y por Quinto Aurelio Símmaco (s. IV) en latín entre otros muchos autores (también Amiano Marcelino e incluso san Jerónimo). Era un pueblo que vivía junto al Rin, al este del Rin, entre el Palatinado y el lago Constanza, pero cuyo territorio en el Imperio Romano tardío, en el s. IV, se amplió hacia el este y necesariamente hubieron de tener contacto con los pueblos eslavos occidentales como los grupos checos y otros que hacia el s. VI penetran más allá del Elba, así como con los magiares o húngaros. El entendimiento del nombre de la tribu de los Németes como "los que no son capaces de hablar bien o los mudos" sería muy probablemente una reinterpretación de la palabra por etimología popular que deformaría el nombre para adaptarlo a una raíz eslava que les resultara conocida, y esto es lo que opino que confunde del todo a Vasmer (el lingüista que postula que viene de un antiguo vocablo reconstruido totalmente del eslavo común que significaría "mudo o extranjero"). La etimología popular altera sonidos para adaptarlos a sus formas conocidas, como en la palabra "juanete" (del francés jointe, "articulación", pronunciada "yuante"), para adaptarlo a Juan, como en "perejil" que es deformación del latín vulgar petrosilium para adaptarlo a Pere (=Pedro) y Gil, o como en pelícano, que viene de una forma alterada del latín vulgar pellicanus, modificación de pelecanus que es préstamo del griego, pero como el pájaro era blanco la gente lo asoció a pellis (piel) y canus (blanco). Así cualquiera que no sepa el verdadero origen de pellicanus, puede pensar que viene de pellis y canus, y esto es seguramente lo que le sucede a Vasmer con formas como el ruso немец (=nemets) para alemán y otras formas eslavas casi idénticas.

El nombre de los Németes tiene una raíz que no es eslava (en esas épocas no había eslavos por Europa), que pudiera ser germánica, pero que casi lo más seguro es que sea celta, que le dieron este nombre los celtas a estos germanos y que luego, desde Julio César en adelante, el latín expandió por doquier esas denominaciones porque en esa época todavía no hay eslavos ni por el centro ni por el centro-oriente de Europa. Pero una raíz céltica o germánica de bastante extensión; en la antigüedad también están los Nematuri, Nemeturi o Nementuri, también citados por Plinio, otros germanos que habitaban los Alpes, el río Nemesa (hoy Nims, un río de Bélgica) o el nombre de Nemetaeon (fortificación que se halla en los orígenes de la actual ciudad de Arrás, junto al paso de Calais. También se considera Nemetense entre los historiadores latinos tardíos a todo el territorio limítrofe de la Panonia inferior que era un territorio ya balcánico. Esa raíz Nem-/Nemet-/Nemes- está pues en bastantes gentilicios y topónimos antiguos celtas y germanos. Pokorny incluye el nombre germano de los Németes en una raíz indoeuropea *nem-2/ nm-to/nemos (pág. 764), que viene a significar giro, revuelta, recodo o bosquecillo, en la que incluye el nombre latino nemus, nemŏris (bosquecillo, soto, bosque sagrado). Quizá el nombre de los Németes haría según eso referencia a gentes de los bosques sagrados o santuarios naturales, aunque este detalle puede ser meramente hipotético.

Hay un hecho constatado: en la antigüedad no hay un concepto global "germano" (eso es una consideración moderna), como no hay un concepto global "eslavo" (no hasta que se estudian globalmente los rasgos culturales comunes de una extensa comunidad de pueblos). Y entonces lo más corriente es precisamente que los pueblos vecinos llamen a un extenso grupo según el nombre de la tribu concreta con la que tienen contacto más directo. ¿Por qué en la totalidad de las lenguas consideradas (búlgaro, esloveno, checo, griego bizantino...) ese vocablo "nemets" o sus paralelos significan siempre alemán?. Si además de germanos o alemanes había bastantes pueblos extranjeros en contacto con eslavos, ¿por qué considerar de entrada por parte de los eslavos que los alemanes son los únicos a los que no se les entiende al hablar o están "mudos"? Pues no es evidente ni probado que tal denominación fuera sinónima de extranjero en principio en todas las lenguas eslavas. Otra cosa es que la denominación Nemĕtes/ Nemĕtae/ Nemetensis a ellos les sonara por similitud a su palabra "mudo". Y de ahí, una de esas lenguas, o dos (únicamente el ruso o el dialecto yugra de un conjunto de 22 lenguas eslavas con decenas y decenas de dialectos) pudiera derivar la noción "extranjero", ausente en la inmensa mayoría de las lenguas eslavas y que sin embargo Vasmer considera que es el sentido originario de su reconstrucción hipotética protoeslava de la palabra. Ese protoeslavo *němьcь (*nem's) "extranjero" que postula Vasmer es una reconstrucción con asterisco a partir de palabras que significan mudo, no se explica cómo se llega a la hipotética significación de "extranjero" (evidentemente él lo explica, pero su fundamentación no lo sostiene ni lo explica satisfactoriamente); ese significado no es común a las lenguas eslavas, con lo cual metodológicamente la argumentación falla en su carácter científico, no sigue la metodología reconstructiva de formas y sentidos asociados de los indoeuropeístas, ya que todas las lenguas indoeuropeas, incluidas las eslavas, se reconstruyen con la misma metodología. Esa supuesta forma originaria debería significar o bien "mudo", o bien "germano". El método reconstructivo de raíces es igual, absolutamente idéntico en todas las lenguas indoeuropeas; da igual si estudiamos raíces eslavas, itálicas o indoarias. No hay una sola raíz detectada que conozcamos en el mundo indoeuropeo que sea *nemt-/ nems y que signifique "mudo" o "que no puede expresarse bien" o "extranjero". Podría ser muy bien entonces una innovación eslava, pero entonces no se le puede dar a esa raíz el sentido primigenio de "extranjero", sino sólo los sentidos que aparezcan en las lenguas eslavas que lo contengan, para darle ese sentido de "extranjero" la raíz tendría que aparecer en otra lengua indoeuropea no eslava con ese valor: entonces se podría decir que es una raíz indoeuropea parcialmente compartida y que puede tener un valor semántico originario distinto del de "mudo" o "con dificultad de habla". Y eso no existe en el mundo indoeuropeo. Esa palabra sólo significa en prácticamente todas las lenguas eslavas "alemán, germano", y en algunas, "mudo, que no habla, que habla mal o es poco inteligible..." Por pura lógica científica: o ese sentido de mutismo o habla defectuosa es una derivación popular del concepto "alemán" o se trata de una mera casualidad fonética, o es una asociación por etimología popular, ya que el sentido masivo es el primero (alemán) y en ninguna lengua significa "extranjero" salvo excepcionalmente en ruso y yugra, y como acepción secundaria o parcial, no única.

Lo que existe a comparar es en todo caso un viejo nombre, precisamente el antiguo nombre de los germanos Németes recogido por el latín. Pues en efecto resulta que tenemos suficientes testimonios antiguos de denominaciones en latín de Nemetes, Nemetas, Nemetae, Nemesa, Nemetacensis, Nemetialis, Nemeto, Nemetonis, incluso la existencia de una población Augustonemetum situada en Francia cerca de Clermont-Ferrand, cerca de la zona Alpina, Nemetocennae, etc. todas ellas formas bien recogidas por Thesaurus Linguae Latinae, y referidas a gentes germanas, algunas veces denominadas así en territorio galo o celta, o más bien en territorios limítrofes con ellos.

Mi opinión como lingüista es que este vocablo que además de significar en todas las lenguas eslavas significa "alemán", significa "alemán" en griego bizantino Νεμίτζοι ("Nemítzoi") que no es eslava. Y según nos aportó Joaquín en el foro: "En árabe Austria -y parece ser que también antes el Imperio Austrohúngaro- se llama النمسا an-Nimsā. Probablemente se trate de la misma palabra transmitida por el turco". Se suele afirmar que estas formas son préstamo del eslavo, pero es lo mismo, eso no impide que las formas eslavas no sean a su vez préstamo del latín Nemĕtes/Nemĕtae. Pero hay otra explicación posible: la palabra latina ya fue pasada al griego oriental como Νεμῆται ("Nemētai") en la obra de Ptolomeo (s. II d.C.) con una variación en la cantidad radical de la segunda sílaba. Sobre esta, la forma bizantina Νεμίτζοι puede ser una adaptación directa de la variante latina Nemetensis, adaptada según el patrón de Νεμῆται, pero con una confusión gráfica: en griego bizantino ya hay itacismo pleno y la eta (η) suena iota(ι) con lo que las confusiones gráficas son frecuentes. Es decir, Νεμίτζοι, además mucho más tempranamente testimoniado que las formas eslavas, puede ser un préstamo directo del latín Nemetensis, y de esta forma bizantina vendrían la forma turca y luego la árabe.

Entiendo como hechos absolutamente objetivos que:

1. Tales préstamos (el griego bizantino y luego el turco y árabe), sin duda antiguos, por lo menos medievales, siempre han significado "alemanes" o más bien germanos o teutones (la noción "alemán" es más moderna y no está configurada esa nacionalidad), o tierra de germanos. Jamás han significado mudos, ni ininteligibles, ni extranjeros.

2. La palabra eslava significa "alemán" (sería "germano" en la noción antigua medieval, pero claro, apenas hay testimonios medievales de lenguas eslavas) en todas las lenguas eslavas. Sólo en alguna de ellas, además de alemán, se relaciona con la noción de mudo o alguien de habla defectuosa. Y parece que sólo en el ruso y yugra se ha empleado alguna vez con el valor de extranjero.

3. Un supuesto término paneslavo originario que diera lugar a estas formas eslavas no está atestiguado, ni puede reconstruirse por comparativismo con otras lenguas indoeuropeas. Su reconstrucción hipotética, válida sólo para el eslavo, no tiene garantías semánticas.

4. Sí existe en otra lengua indoeuropea más antigua y más antiguamente testimoniada (latín, aunque recogida de un etnónimo de base germana o céltica) una raíz casi idéntica o prácticamente idéntica (aunque pudiera ser ligerísimamente alterada por la etimología popular) Nemet-/Nemets-/Nemes- referida justamente a un pueblo germano, los Németes, que se hallaba allí cuando llegan los eslavos y que sin duda tuvo contacto con los eslavos más occidentales y con los húngaros o magiares (que llaman al alemán Német). Nemetenses en genitivo plural aparece asimismo en el Codex Theodosianus de fines del s. IV, cuando habla de Alta Ripa, una fortificación establecida en la Panonia Inferior (tierras de las actuales Hungría, Eslovenia, Croacia…) junto a la frontera del territorio Nemetense (área austríaca más o menos) y que hoy es Tolna (en territorio húngaro). En Panonia está también la localidad de Nemetum. Estamos hablando de territorios que pasan a ser eslavos o lindan con ellos.

Esos son los hechos objetivos, no hay pruebas de nada más. El error es quizá intentar reconstruir un término protoeslavo, porque estos términos procederían de un préstamo, que es el nombre de los germanos Nemĕtes que sin duda tuvieron contacto con los eslavos occidentales. Esto es un fenómeno absolutamente normal, llamar a todo un conjunto por la tribu y el pueblo con el que se tiene contacto real. Igual les pasó a los alemanes con los eslavos. Los alemanes tienen actualmente la denominación Slawische y Slawe, sacada de otras lenguas modernas o del latín medieval. Pero ellos tradicionalmente no llamaban así a los eslavos: les llamaban Wenden o Winden (ver wendos aquí por ejemplo) ¿Y de dónde sale eso?. Pues muy sencillo, del nombre de unas tribus con las que tuvieron contacto por el este, un grupo de las cuales se situaba en torno al río Vístula al este de Alemania y que los autores latinos como Plinio y otros muchos después llaman Venĕdi o Venĕti, y los griegos los llaman Enetoi. Esta gente, considerados por muchos protoeslavos, aunque otros piensan que era un pueblo que hablaba una lengua indoeuropea centum del grupo ilirio (los eslavos hablan una lengua satem), quedaron en parte entre germanos y los posteriores eslavos invasores, siendo fagocitados por estos últimos, pero del nombre de estas tribus sacaron los germanos su primera denominación para los eslavos.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.