Etimología de ALEACIÓN

ALEACIÓN

Una aleación es la fusión o unión de un metal con una o más sustancias metálicas o no metálicas para darle determinadas propiedades. Muchos metales puros carecen de las características necesarias para un uso práctico y son por eso utilizados en diferentes aleaciones.

Aleación es un término que procede del francés medieval alleage, (alliage en el actual francés) 'acción de unir dos metales', documentado desde 1507; término formado por allier o aleiir, 'juntar', 'unir', registrado hacia el año 1100, más el sufijo de acción francés -age, como en la palabra balayage (barrido, barrer, pasar la escoba). Sin embargo aleación en castellano lleva el sufijo de acción o resultado -ción, del latín tio(n), como en las palabras investigación, reencarnación, erupción, conciliación, corporación, etc.

Allier a su vez procede del latín adligo, alligo (yo amarro, yo ato), y su infinitivo adligare o alligare (sujetar, atar, amarrar). Verbo formado por el prefijo ad- que indica en este caso 'hacia', 'junto a', y el verbo latino ligo (yo amarro, yo uno como en la expresión latina ligo argumenta o 'encadenar razones'), infinitivo ligare (unir, juntar, amarrar, pactar, encadenar estrechamente o de forma apretada cosas entre si). Ligare, alligare o adligare son términos asociados a la raíz indoeuropea *leig- (mezclar, atar), también vinculada a palabras como alear o fundir dos o más metales, acción de la que resulta una aleación (no en el sentido de mover las alas, que viene del latín ala, ae o 'ala de un ave'); así como obligar, religión, ligar, alianza, liga, vocablos que pueden consultarse en este mismo sitio.

Las aleaciones se conocen desde la prehistoria y se usaban ya en tiempos muy antiguos. Como el bronce (cobre y estaño), al parecer la primera aleación tan utilizada que los historiadores hablan de la Edad del Bronce (más o menos entre los años 3000-1200 a.C.), nombre que acuñó en 1819 el danés Christian Jürgensen Thomsen (1788-1865). Probablemente hacia el milenio IV a.C., artesanos del sureste asiático y de Mesopotamia se dieron cuenta que al cobre podían agregarle estaño para obtener bronce, y hacia el año 3000 a.C. artesanos del occidente asiático también trabajaban ya el bronce.

Las aleaciones más comunes son las de hierro (aceros que contienen carbono), cobre (bronce latón, cuproníquel, metal blanco o alpaca) y muchas otras.

Fuente:

  • Le Petit Larousse Ilustré, 2012. p. 33. Paris. (lectura del 18 de junio de 2019.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.