Etimología de PSOCÓPTERO

PSOCÓPTERO

La palabra psocóptero viene del latín moderno Psocoptera, formada a la vez por las voces griegas Psocus, nombre del género representativo de estos insectos, derivado así mismo, de psóchos, 'polvo' y del verbo psóchein, 'frotar, pulir, friccionar o roer finamente'; estos vocablos griegos tienen como raíz indoeuropea común *bhes, con el significado de 'frotar finamente o pulverizar'. Y la raíz griega pteron, 'ala', como en quiróptero, díptero y helicóptero, que se relaciona con la arcaica raíz indoeuropea *pet-, que significa 'caer o volar'.

Resulta interesante mencionar que de la raíz *bhes-, además de psochéin, de donde se origina psocóptero, también derivan otras palabras, entre las que podemos citar: psoriasis, del griego psóriasis y éste de psora, 'sarna', y el sufijo de acción o de condición mórbida -iasis, que se refiere a una dermatosis escamosa crónica de origen poligénico (determinada por varios pares de genes) y de curso variable; y palimpsesto, del término latino palimpsestus, que proviene de la raíz griega palin, que significa 'otra vez, o de nuevo', más psén, 'frotar hasta dejar algo liso', y se refiere a los viejos manuscritos que eran borrados y reutilizados de nuevo.

Un psocóptero entonces, es cualquier insecto perteneciente al orden Psocoptera, cuyo número de especies a nivel mundial, oscila según las fuentes consultadas, entre unas 3200 hasta 5000. Se trata de insectos de cuerpo blando y menudo, por lo general de menos de 4 mm de longitud, con metamorfosis gradual o hemimetábolos, la mayoría provistos en su estado adulto de cuatro alas membranosas, aunque no son raras las especies ápteras. Poseen aparato bucal masticador y su alimentación predominante son los restos orgánicos de origen vegetal, así como fragmentos de hongos, polen, algas; podemos encontrarlos bajo las piedras y los troncos, entre la hojarasca y dentro de nuestros hogares, donde es común verlos como pequeños bichos ápteros, menores a 2 mm, en libros y estanterías viejas ¡Los que disfrutamos aún de los libros antiguos, hemos tenido la experiencia de ver que repentinamente aparecen estos animalitos por una página, y se esconden de nuestros ojos en unos instantes! A éstos, se los llama "piojos de los libros"... y son psocópteros.

El término Psocoptera aparece por primera vez en la literatura entomológica en la publicación alemana Zoologischer Anzeiger (algo así como El Indicador Zoológico), Bd. 27: 259-262 en 1904, en una lista de órdenes de insectos publicada por el zoólogo británico Arthur Everett Shipley (1861-1927).

Según algunos críticos, el nombre psocóptero no parece ser el más adecuado, ya que el primer elemento (psóchein), se refiere a la acción de roer, y el segundo (pteron), a la presencia de alas, lo que podría interpretarse como ¿alas que roen? No obstante, una interpretación aproximada sería: 'insecto alado que roe', si consideramos los hábitos alimenticios de estos interesantes animálculos.

A los psocópteros también se les suele conocer como corrodentios (Corrodentia), término aun más antiguo, cuya etimología discutiremos en otra parte de este diccionario (véase: corrodentio).

Fuentes:

NOMINA CIRCUMSCRIBENTIA INSECTORUM. 2015.

Victor Carus J. 1904. Zoologischer Anzeiger. Leipzig.

Webster's Third New International Dictionary. 1986. USA.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.