Etimología de PERIANTO

PERIANTO

La palabra perianto (envoltura de la flor de las plantas fanerógamas) está compuesta con los siguientes elementos griegos:


El término perianto en efecto posee los componentes griegos antes señalados, pero fue acuñado en algún momento como vocablo botánico en latín renacentista como perianthium (tal vez entre los siglos XVI y XVII), aunque quizás lo propuso el naturalista inglés John Ray (1627-1705), en una obra escrita en 1685, en latín, llamada Historia Plantarum, que fue publicada en Londres en el año 1686, en tres volúmenes, donde podemos leer el siguiente pasaje en 1685 Ray Historia Plantarum. I. 22:

"Semina nuda voco quae nullo praeter perianthium vasculo aut tegmine donantur, ut Valerianae

(TRADUCCIÓN: "Llamo semillas desnudas a las que se dan sin ninguna cápsula o envoltura, fuera del perianto, como las de la Valeriana").

Unos 90 años después, entre 1771 y 1777, el escritor y filósofo galo Jean-Jacques Rousseau (1712-1778), en sus memorables cartas sobre botánica elemental, escritas en francés (Lettres Elementaires Sur la Botanique), utiliza la palabra Périanthe, tomado de la voz latina perianthium, antes citada. Del francés, el vocablo pasó al inglés (perinath), en 1806, y seguramente a otras lenguas, como el español, casi al mismo tiempo o algo después.

Así mismo, en perianthium, encontramos el sufijo diminutivo latino -ium, que se utiliza también en términos como polinium, onchium y antheridium, con la misma función diminutiva.

En cuanto a la definición de perianto, a veces también llamado periantio, que se da en la intervención anterior, creo necesario mencionarla de una manera más precisa como 'la envoltura o estructura externa de una flor, formada por hojas modificadas, que forman típicamente dos verticilos, el cáliz, formado por sépalos y la corola, por pétalos, en los casos de heteroclamídea. También se llama perianto a la 'envoltura que protege o rodea al arquegonio o grupo de arquegonios de algunos musgos. Asimismo, la palabra perigonio se reserva para denominar al tipo de perianto homoclamídeo (en contraposición al heteroclamídeo, donde se diferencian bien cáliz y corola), que es aquel en el que las hojas modificadas que lo forman, llamadas tépalos, son uniformes en su forma, color y tamaño, o sea, no se distinguen el cáliz de la corola. Sugiero al lector consultar la entrada perigonio en este mismo diccionario.

Fuente:

  • Oxford English Dictionary. 1984. USA.
  • Con la colaboración de Elena Pingarrón Seco (Helena) y Rubén Sastre (rsgalloper).

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.