Etimología de PERIÓDICO

PERIÓDICO y PERIODISTA

La palabra periódico viene del latín periodicus (algo que recurre a intervalos regulares) y este del griego περιοδικός, derivado περιοδός (camino alrededor, vuelta, ciclo, periodo de tiempo), y compuesta de:

La relación de cíclico con camino, es la idea de un camino circular (peri- = alrededor), regresando al punto de partida.

Su sentido de algo que ocurre a intervalos regulares, se aplica a publicaciones periódicas, tanto los diarios como las semanales, mensuales, semestrales y anuales. Así es como formamos la palabra periodista, con ese sufijo (-ista, como ciclista, cronista y quiropodista) que indica ocupación o profesión y se refiere alguien que escribe artículos para ser publicados en un periódico.


El periodismo en su sentido moderno es una de las profesiones más nuevas. Mencionemos los principales hechos que han marcado los antecedentes de los periódicos actuales:
  • El primer prototipo de los diarios actuales fue la serie de anuncios públicos, durante el Imperio Romano, conocidos en latín como Acta Diūrna, (algo así como 'diario o gaceta de actos o hechos') que se publicaba diariamente a partir del año 59 a.C. y se colgaba en diversos sitios públicos prominentes, donde se informaba eventos políticos y sociales importantes, y después en Venecia, bajo el nombre de Gazzetta. Precisamente el escritor romano, Cornelio Tácito (entre mediados del siglo I y la primera parte del siglo II d.C.), en algún escrito llegó a expresar "Alĭquid in acta refērre mittĕre mandăre actis" (registrar, notar, tomar razón en los libros de registro).
  • En China, durante la Dinastía T'ang, un Comunicado Real llamado Tching-pao (Noticias del Palacio), comenzó a publicarse en Pekín, hacia mediados del siglo VIII d.C., dirigido a los gobernantes más prominentes.
  • La carta de Cristóbal Colón narrando o anunciando en 1493 el resultado de su primera expedición al Nuevo Mundo, fue distribuida ampliamente como una noticia, del mismo modo que posteriormente el triunfo británico sobre la Armada Española en julio de 1588.
  • Las primeras publicaciones con aparición regular o periódica aparecieron en diversas ciudades alemanas y en Antwerp, Bélgica, hacia el año 1609.
  • El primer periódico inglés, se llamaba Weekly Newes (Noticias Semanales), fue primero publicado en 1622. Y uno de los primeros periódicos diarios, The Daily Courant (algo así como Periódico Diario), apareció en 1702.
  • En México, durante la Época Colonial, aparece en febrero de 1722, la publicación mensual Gaceta de México.
  • En 1758, se funda en España el Diario Noticioso, y en 1786 cambió de nombre a Diario de Madrid.

Naturalmente que esto es sólo una pequeñísima muestra de los sucesos que fueron configurando al periodsimo impreso como lo conocemos ahora. La historia es larga, muy larga.

Citas:

  • Encyclopaedia Britannica. 2003. Journalism. Micropaedia. 15th Edition. USA.
  • Snyder L. Louis, City College , New York. 2002. Journalism. In Encyclopedia Americana. USA.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Yo creo que se puede añadir otro precedente claro de la prensa en el Imperio Romano, incluso más masivo y popular que el Acta Diurna que era una especie de publicación oficial. Se trata del riquísimo mundo de los libelli o quaterna, de amplio consumo por la población. La gente modesta realmente no poseía libros que eran muy caros por los soportes y elaboración manual, de modo que los libros los tenían los acomodados, o a lo sumo se podían consultar en las diversas bibliotecas, a veces anejas a las termas. El papiro en elaboradas y largas tiras que se enrollaban, destinado a libros, era caro. Pero todos los recortes de las tiras de papiro que no podían usarse se vendían al peso a precio barato. Y entonces con los recortes la gente elaboraba quaterna, llamados así porque en principio un quaternum sólo tenía cuatro hojas cosidas de papiro. Y ese fue el soporte en que improvisados "periodistas" escribían noticias, cotilleos, cuentos, canciones, recetas de cocina, horóscopos, relatos pornográficos, etc. Alguien los escribía y luego circulaban en un gran volumen de mano en mano, se intercambiaban, etc., y cuando se deterioraban los volvían a recopiar. Era una especie de prensa que incluso abarcaba las funciones de las llamadas "revistas del corazón". Una variedad de estos libelli fueron los llamados "libelos infamantes" del Alto Imperio, en que la gente criticaba la política y hacía circular informaciones, a veces no contrastadas, exageradas o inventadas, sobre el emperador, los miembros de su familia, sus allegados políticos… (una cosa que se le reprocha al biógrafo Suetonio es que utilizó en parte como fuentes para sus biografías imperiales estos libelos, considerados "prensa amarilla" y poco fiables). Incluso los poetas, para darse a conocer entre la gente común, copiaban a veces sus poemas en este tipo de formato a la manera de revista-periódico popular, y los hacían circular.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.