Etimología de ASTRONOMÍA

ASTRONOMÍA

La palabra astronomía está compuesta de dos raíces griegas, astro- = estrella, y la raíz de νόμος (nomos = regla, norma, orden). La mayor parte de las ciencias utilizan logos (por ejemplo: geología, biología). Otras utilizan nomos (como economía). Astronomía debía propiamente haberse llamado astrología, pero esta denominación ha sido usurpada por una pseudociencia.

- Gracias: fronimos


La palabra ἀστήρ se asocia con la raíz indoeuropea *ster-3, y está presente en la palabra estrella.

El elemento compositivo -nomia (como en ideonomía y taxonomía) está compuesto con la palabra νόμος (nómos = ley), vinculado con *nem- (contar, asignar, tomar o distribuir) y el sufijo -ια (-ia = cualidad).


En realidad no es que el nombre haya sido usurpado por una pseudociencia. Sólo hoy podemos decir que lo que llamamos astrología es una pseudociencia sin ningún valor científico, pero desde la antigüedad hasta tiempos no tan remotos la astrología era la única ciencia que había sobre el conocimiento de los astros y englobaba en sí no pocos saberes científicos. Todos los conocimientos humanos han nacido por un interés práctico. Los primeros geómetras griegos no eran señores interesados en saberes abstractos de trigonometría ni en hallar la teoría del coseno imaginando abstracciones en sus cabezas: eran medidores de la tierra, interesados en obtener parcelas de diversas formas y superficies bien calculadas para la agricultura, para construir, etc. Y así los primeros estudiosos de los astros lo hacían con un fin práctico, como llegar a establecer medidas del tiempo y sus ciclos, para poder sembrar las cosas en su momento, para poder prevenir fenómenos naturales...Y también para una cosa que era una creencia ancestral de los antiguos que consideraban que el cosmos era uno y estaba íntimamente relacionado: de la misma manera que los astros influían en todos los fenómenos terrestres, climáticos, etc., pensaban que el hombre no podía ser una excepción y que los astros en sus posiciones, movimientos, etc. influían en la vida d los individuos desde su nacimiento. Así una importantísima aplicación práctica de esos saberes durante siglos y siglos fue la elaboración de horóscopos de las personas, sin que ello mermara el conocimiento científico de los astros (a su nivel, claro, ni en el s. III, ni el s. XV, ni el XVII sabían exactamente la evolución y fases de las estrellas ni habían formulado la teoría del big bang, ni cosas semejantes). Nadie usurpó nada. Sencillamente cuando empezaron a desecharse esas ideas entre los científicos que estudiaban los astros y empezaron a despreciar la tradicional elaboración de horóscopos y prácticas semejantes, ellos mismos decidieron darse un nombre tan digno o más como astrología, pues la palabra astronomía (ἀστρονομία) era empleada por los griegos desde Platón en el s. V a.C. como sinónimo de astrología (ἀστρολογία), e incluso es más exacta porque se refiere a las leyes exactas que rigen los astros y su estudio, fuera de otras consideraciones. También los científicos romanos usaron ambas palabras en latín, indistintamente. Y decidieron darse ese nombre preferente para distinguirse de los que sí hacían de su ciencia una fuente de futuribles, horóscopos y demás acientifismos (que incluso aunque ellos no creyeran ya en ellos, hasta los reyes se los pagaban a buen precio y era una forma de subsistencia). Es hoy en día cuando absolutamente todos los estudiosos de los astros son científicos que ya no se rebajan a tales prácticas desechadas entre los científicos. Y así, por supuesto hoy los astrólogos no son científicos (de lo contrario trabajarían para la NASA), sino charlatanes y timadores sin la más mínima formación científica, y la palabra astrología, antaño digna, ha caído obviamente en el lodazal, pero porque los propios astrónomos la han relegado.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.