Etimología de ARRAYÁN

ARRAYÁN

La palabra arrayán viene del árabe الريحان ar-rayḥān, que significa en principio "el aromático", pues es un adjetivo de intensidad de la raíz {rw/yḥ} y toma el sentido de "que huele muy bien", "que exhala perfume". Esta palabra ha servido para denominar en árabe clásico a las plantas aromáticas en general, que se suelen encontrar en los tratados de botánica y medicina antiguos bajo el nombre de الرياحين ar-rayāḥīn que es el plural de الريحان ar-rayḥān. En el árabe oriental se ha especializado como sinónimo para la albahaca, Ocimum basilicum L., que se llama normalmente الحبقة al-ḥabaqa pero al llamarla الريحان ar-rayḥān se la convierte en la antonomasia de las hierbas aromáticas. Sin embargo, en el árabe andalusí que se habló en la Península Ibérica en la época medieval el nombre de الريحان ar-rayḥān se aplicó, como antonomasia de las aromáticas, a una planta muy distinta, cuyo nombre en árabe estándar es الآس al-ˀās, el arbusto Myrtus communis L., muy relacionada con el ser humano en la región mediterránea desde los albores de la historia por sus propiedades aromáticas, alimenticias, medicinales y mágicas.

Como a menudo sucede en español cuando se trata de plantas, contamos ahora con dos tradiciones de palabras para llamar al Myrtus communis L., el grupo de los latinismos, con el cultismo mirto y sus cognados de transmisión popular murto y murta, y el de los arabismos con las dos variantes, arrayán y arraiján. La grafía original del arabismo había sido *arraihán, transcripción puntual de الريحان ar-rayḥān, pero, como en Andalucía se pronunciaba esa hache y en Castilla se perdió, los académicos optaron por la grafía arraiján para cuando se pronuncia y arrayán para cuando no, solo que añadieron la coletilla de "vulgarismo" a la forma andaluza, como acostumbran a hacer más de lo debido.

En América la palabra arrayán o arraiján se usa asimismo como fitónimo, pero aplicada a muchas otras especies, según la flora de cada país, porque el mirto mediterráneo no se da allá más que cultivado en jardines y, en vista de que hay una gran cantidad de especies parecidas o de su familia, se les ha dado este nombre en unos sitios a unas y a otras en otros:

En Chile y Argentina se llama arrayán a otras mirtáceas de la zona, una es "palo colorado" Luma apiculata (DC.) Burret [= Myrceugenella apiculata (DC.) Kausel], otra el "arrayán blanco", Luma chequen (Molina) A. Gray y otra el "lucumillo" Myrcianthes coquimbensis (Barnéoud) Landrum & Grifo, y con diminutivo hay otras llamadas "arrayancillos" Myrceugenia obtusa (DC.) O. Berg, o Myrceugenia lanceolata (Juss. ex J. St.-Hil.) Kausel. De otra familia, esta vez la verbenácea, es el "arrayán macho" Rhaphithamnus spinosus (Juss.) Moldenke o Rhaphithamnus venustus (Phil.) B. L. Rob.

En México se llama arrayán otra mirtácea Psidium sartorianum (O.Berg) Nied. En Cuba y Puerto Rico se llama arrayán también a una mirtácea, Myrsine coriacea (Sw.) R. Brown; aunque se extiende el nombre a la miricácea Myrica microcarpa Benth.; en Cuba además arraiján o "rascabarriga" se llama a la rubiácea Casasia calophylla A. Rich. [=Randia calophylla (A.Rich.) Griseb.] y a la solanácea Espadea amoena A. Rich. [= Goetzea amoena Griseb.]. En Perú se llama arrayán a la misma especie que en España, cultivada en los jardines, sobre todo la subespecie Myrtus communis L. subsp. communis L. [= Myrtus microphylla J. St.-Hil.], y además a otras especies de los géneros Myrcia, Psidium y Satyria. En Colombia arrayán se llama a mirtáceas de los géneros Eugenia, Malpighia y Myrtus, y arrayancito a otras de los géneros Malpighia (como Malpighia glabra L.) y Myrcia. En Costa Rica arrayán a plantas de los géneros Myrica, Satyria, Vaccinium y Weinmannia. También a la pitanga Eugenia uniflora L. se llama "arrayán del Norte" en Argentina. En España, además del mirto, se llama también con este fitónimo al rusco, Ruscus aculeatus L, que llaman "arrayán morisco" y el "arrayán de Brabante" a la miricácea Mirica gale L. En fin, que hay muchas más plantas que se llaman, arrayán o arraiján en los diferentes sitios donde se habla español, lo que demuestra que es una palabra que ha tenido suerte y parece muy afianzada y con buena salud.

Hay otra variante, pero esta no figura en el DRAE, que ha sustituido la jota por una ge, arraigán, en parte por mera sonorización fonética (como bugarrón de bujarrón), y en parte por etimología popular con la palabra "arraigo", que visto lo bien que enraízan los arraijanes parece estar más en razón que no esa etimología popular políglota de pensar que el topónimo panameño Arraiján venga del inglés a right hand.

- Gracias: Joaqu1n


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.