Etimología de ARQUEOLOGÍA

ARQUEOLOGÍA

La palabra arqueología viene del latín tardío archaeologia (anticuario), procedente a la vez del griego archaiología, (anticuario, el que cuenta o dice sobre leyendas o historias viejas); término formado por ἀρχαῖος (archaîos, 'antiguo, viejo', de archē, 'el inicio', a su vez derivado del verbo griego archein, 'comenzar, iniciar'), más -λογία (-logía, 'estudio', como en biología y geología; aunque con el significado original de 'razonar, decir'). Literalmente entonces, arqueología puede interpretarse como "el estudio (-logía) de las cosas antiguas (archaîos). Y en efecto, es la ciencia que estudia el material remanente del pasado humano, como artefactos y herramientas antiguas, restos humanos y animales, templos, pirámides, esculturas, inscripciones, tumbas, palacios, catedrales, etc. Los estudios arqueológicos son fuente importante para entender la prehistoria, que se extendió más o menos desde hace unos 2 a 2,3 millones a 3000 años a.C.

De archaîos proceden muchas palabras, siempre con la idea o significado de 'antigüedad o primitivo', por ejemplo: arcaísmo, palabra o frase antigua, ya en desuso; arqueogeología, el estudio de las edades más antiguas de la tierra; arcaico, antiguo; arqueobacteria, bacteria primitiva; arqueoastronomía, el estudio de la astronomía de las viejas culturas, etc.

No obstante que la arqueología como ciencia ya formal tiene sólo unos 150 años, resulta difícil describir cómo surgió como actividad humana o como disciplina científica; sin embargo, algunos datos sobresalientes nos darán una idea al respecto:

Probablemente el primer descubrimiento arquológico se realizó durante el Nuevo Reino de Egipto (1550-1070 a.C.), cuando los faraones excavaron y reconstruyeron la Esfinge de Guiza, construida durante la Cuarta Dinastía del Viejo Reino (2686-2181 a.C.), hacia el año 2540 a.C.

La primera excavación fue hecha por el último rey de Babilonia, Nabonido, quien gobernó entre 555 y 539 a.C., en busca de los cimientos de piedra de una construcción dedicada a Naram-Sin, nieto de Sargon I, aunque sobreestimó su antigüedad en 1500 años, pero eso sucedió en el siglo VI a.C. cuando no había métodos para determinar la edad de los hallazgos como ahora.

Como disciplina del conocimiento, la arqueología tiene sus orígenes entre los siglos XV y XVI, cuando los humanistas del Renacimiento se interesaron por el pasado glorioso de Grecia y Roma.

Al italiano Flavio Biondo (1392-1463), algunos lo consideran el padre de la arqueología moderna, pues al inicio del s. XV creó una guía de ruinas de la Roma Antigua.

La excavación de las ciudades romanas de Pompeya y Herculano, devastadas en el año 79 d.C. por el Vesubio, fue realizada en las primeras décadas del s. XVIII.

La arqueología clásica se inicia sobre bases ya científicas con los trabajos del alemán Heinrich Schliemann (1822-1890), quien investigó los orígenes de la Civilización Griega en los 1870's.

Así mismo, la arqueología submarina ha descubierto un cementerio de embarcaciones antiguas en las costas del sur de Turquía, así como la más antigua embarcación que naufragó en el Cabo Gelidonya hacia el siglo XIV a.C.

Es probable que el registro más antiguo del término arqueología se encuentre escrito en los albores del siglo XVII, en la obra del obispo inglés Hall Joseph (1574-1656), titulada Holy Obsrvations de 1607, donde afirma que el historiador palestino Salaminio Hermias Sozomeno (¿400-450? d.C.), "escribió toda la arqueología (archaeology, en inglés) de los judíos". Sin embargo, el término aparece regularmente en la literatura científica apenas desde 1837.

Fuentes consultadas:

  • Edmund Daniel Glyn. 2015. Archaeology. Encyclopaedia Britannica on line.
  • Hall Joseph. 1607. Holy Observations. London.
  • Hirst Krisk. 2015. The History of Archaeology. about education on line.
  • Oxford English Dictionary. 1984. USA.
  • Webster's Ninth New Collegiate Dictionary. 1989. USA.
- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.

Hay que precisar que la palabra griega ἀρχαιολογία ("archaiología"), ya empleada por Platón en su sentido antiguo, no significó "anticuario, ni el que cuenta o dice sobre leyendas o historias viejas". Eso en todo caso es *ἀρχαιολόγος ("archaiologos"), voz que ha de llevar un asterisco porque no la tenemos atestiguada, pero que hubo de existir porque tenemos derivados de ella en -icos y -teros (comparativo). La palabra ἀρχαιολογία lo que significa es leyenda, historia primitiva, de los primeros momentos, de la antigüedad.

En cuanto al nacimiento de la arqueología totalmente científica, es un hecho moderno, claro. Pero es falso que la primera excavación fuera hecha por el último rey de Babilonia, Nabonido, quien gobernó entre 555 y 539 a.C. Las excavaciones son una práctica mucho más antigua, y su interés primario u originario era el hallazgo de tesoros ocultos, riquezas o curiosidades enterradas. Eso es tan antiguo casi como la cultura humana. En ese sentido ya tenemos constatación de excavaciones en Egipto anteriores al año 2.000 a.C. Pero también es muy antigua, aunque no se denominara arqueología, la excavación y exploración de los lugares con afanes científicos e investigadores. Eso sin duda sucedió, que sepamos, al menos seguramente desde el periodo helenístico, y el que mejor nos lo trasmite es Plinio el romano (s. I d.C.) en diversos puntos de su obra. Por poner un ejemplo, en el libro VII, 192-193, nos habla de sabios, hoy desconocidos, quizá de su época o un poco anteriores, como Epigenes (quizá un sabio de Bizancio activo hacia el 200 a.C.), Beroso (seguramente un sabio sacerdote babilonio del s. III a.C.) y Critodemo (seguramente el investigador y astrólogo del s. II a.C.) que intentaron datar, con mayor o menor acierto, la antigüedad de las tablillas mesopotámicas de barro escritas en cuneiforme, y que en su época eran ya material arqueológico. Hubo también incluso búsqueda de fósiles y elementos paleontológicos. Otra cosa es que obviamente los elementos de datación y por tanto de interpretación eran muy rudimentarios, carecían de tecnología adecuada para una datación científica y las conclusiones podían ser muy peregrinas. Pero existía sin duda en algunos sabios y especialistas un afán científico por el estudio de la antigüedad a partir de sus restos materiales, que es lo que es en esencia la arqueología.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.