Etimología de ARRAS

ARRAS

La palabra arras, que se emplea así en plural, designa a la prenda o fianza que se entrega como garantía de cumplimiento de algún contrato, acuerdo o compraventa, y en los ritos matrimoniales antiguos a unas monedas que los desposados se entregan el uno al otro como símbolo de garantía de cumplimiento de las condiciones de su unión.

La palabra viene del latín arra o arrha (promesa, depósito de una garantía), forma popular sincopada de arrhabo, del que también existe el derivado arrhalis (perteneciente a la garantía de una promesa). Estos términos aparecen en Plauto, Terencio, Plinio y Aulo Gelio, así como en códices jurídicos como el de Justiniano.

En principio la forma es arrhabo, que es la que conocen Plauto (s. III-II a.C.) y Terencio (s. II a.C.), voz que pertenece al argot de los comerciantes y muy especialmente de los lenones, es decir, de los proxenetas que comerciaban la entrega o los favores de jóvenes prostitutas y prostitutos, y cobraban arrhabo. Este mundillo de la prostitución tiene una gran influencia griega y el vocablo es préstamo del griego ἀρραβών ("arrabón", prenda de compromiso) que es un préstamo semítico en el griego, procedente de Oriente próximo, quizá llegado a través de los fenicios o desde el arameo, nombre viajero que circula en boca de comerciantes y banqueros o prestamistas y que tiene paralelos en hebreo y quizá en egipcio antiguo.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.