**

Etimología de AJÍ

-
-

AJÍ

La palabra ají viene del taíno haxi. La primera mención de esta palabra en español fue por Pedro Mártir de Anglería (1457-1526) en 1493. Este vegetal (capsicum) también es conocido como arawak axi. Arawak o arahuaco es la clasificación étnica de los taínos y axi es un derivado de haxi. Entonces arawak axi significa algo así como "ají taino". En Norte-América, los Aztecas lo llamaron chil (véase chile).

Dicen las malas lenguas que cuando llegó Cristóbal Colón a América estaba bien perdido. No sólo creyó que estaba en la India, sino que también confundió el ají con la pimienta negra (piper nigrum). En esos tiempos los condimentos eran bien caros, sobre todo la pimienta negra (esta proviene de la India). Así que cuando regresó Colón a España les dio gato (ají) por liebre (pimienta). Por eso en España aún le dicen pimiento al ají. La equivocación de Colón también fue heredada por otros idiomas. Por ejemplo, en inglés, le llaman hot pepper (pimienta picante).


En realidad, Colón no se equivocó. En el "Diario de a bordo" , trascrito por el Padre Bartolomé de Las Casas (1474-1566), en la anotación correspondiente al martes 15 de enero de 1493, tras especificar que allí en la isla Española había oro y cobre, dice: "También hay mucho ají, que es su pimienta, della que vale más que pimienta, y toda la gente no come sin ella, que la halla muy sana; puédanse cargar cincuenta carabelas cada año en aquella Española".

- Gracias: Ramón Núñez


No hubo la intención de dar gato por liebre entre el ají y la pimienta, más bien al contrario, se incorporó el ají rápidamente a la nómina de los muchos tipos de pimienta conocidos. La pimienta era una especia bien conocida en la antigüedad, objeto de comercio entre la India y el Próximo Oriente, Grecia y Roma. Su étimo era el sánscrito pippali de donde vienen el griego πέπερι (péperi), el latín piper y el árabe فلفل (filfil o fulful). Desde la ruina del comercio mediterráneo la pimienta dejó de fluir hacia Europa Occidental y, tras el hundimiento del Imperio Romano y las invasiones de los bárbaros del norte en el siglo V, el mercado de la pimienta se quedaba en la orilla oriental de este mar. Los europeos sustituyeron la pimienta con multitud de sucedáneos para adobar los alimentos o fabricar medicamentos (Uno de ellos era la baya del mirto por lo que los embutidos adobados con murtones se llamaron en Italia "mortadella"). Y no fue hasta la restitución del comercio en dicho mar como consecuencia de la expansión del Islam, que, en torno al siglo X u XI volvió la pimienta a la Europa atlántica convertida en un verdadero artículo de lujo, cuyo precio la hacía asequible sólo para la corte de los reyes.

Se había introducido, a la sazón, un neologismo que denominaba tanto la pimienta verdadera como sus sucedáneos, que fue la palabra pigmenta, que quiere decir en latín "tintes, pinturas, pigmentos" y con ella denominaban las salsas con las que adobaban las carnes y los platos, pero que llegó con el tiempo a desplazar a la palabra piper en alguna lengua. En español, de piper viene "pebre" que denomina la pimienta verdadera, aunque más comúnmente una salsa de pimienta, ajo, perejil y vinagre, también llamada "pebrada", pero la palabra "pimienta" le ganó la partida y le ocupó el campo semántico. En otras lenguas no fue así, como el italiano pepe, el inglés pepper, o las varias lenguas centroeuropeas que usan el término paprika.

Se llamó "pimienta", pues, a todo lo que tuviera un sabor picante que recordara a la primitiva pimienta y sirviera para condimentar. Plantas de géneros tan dispares como Piper (la verdadera), Xylopia (pimienta de Guinea, p. de Etiopía), Polygonum hydropiper L. (pimienta de agua), Zanthoxylum (pimienta de la China, p. del Japón), Vitex agnus-castus L. (pimienta de pobres, sauzgatillo), se llamaron así. Y después de la llegada a América otras plantas americanas se asociaron a la pimienta. La principal es Schinus molle L. (pimienta roja, pimienta de Perú, falsa pimienta). Pero el ají, picante como pocos, se asoció tanto que desarrolló un nombre propio específicamente suyo. Hay quienes lo llaman "pimienta de Cayena", por influjo francés, pero el nombre que triunfó en España fue el masculino de "pimienta", el "pimiento". Sólo se llama "pimiento" al ají, del género Capsicum, sea la especie que sea, dulce o picante, y se llama "pimentón" al polvo de pimiento rojo molido, la "paprika" de los europeos. Y por influjo español el francés también llama al ají piment y ha reservado la palabra poivre, la que deriva de piper, a la pimienta.

En el español de España ahora se conoce el término ají como el equivalente americano, pero el uso imperante es el de "pimiento", dulce o picante. "Chile" se usa sólo para el pimiento picante en algunos lugares de Andalucía, con la especificación "chile picante", nombre que también se da a la enchilada de carne picada. Hay otra denominación en los puertos atlánticos de Andalucía, "pimiento chil" (que suena "pimiento chí"), para el pequeño rojo muy picante, que los castellanos llaman "guindilla".

- Gracias: Joaqu1n


En Ecuador, los aborígenes llamaban al ají "uchu". Una especie de ají es el "pikiuchu", que significa ají extremadamente fuerte, y realmente lo es, solo mide unos 10 milímetros de largo, pero muy pocos resisten darle una mordida.

- Gracias: Ivan Noboa


En las Islas Canarias se utiliza la cayena para hacer una salsa picante: el "mojo picón". A la cayena se le conoce en Canarias como "pimienta picona" y más habitualmente "pimienta de la puta la madre".. jejeje

- Gracias: Javier Ramos


En quechua ají es uchu. En Perú hay muchas variedades, siendo algunas de ellas el asnauchu y el pikiuchu, el ají más fuerte se cultiva en la vertiente de los Andes orientales. Es más fuerte que el famoso chile habanero de los mejicanos. En este país una variante bien conocida es el rocoto, que en Bolivia se llama locoto, nombre próximo a locote, que es como se conoce en Paraguay al pimiento dulce, del que la variedad más conocida en estas latitudes es el pimiento "morro de buey", más conocido como morrón. El rocoto es también muy picante. En España, al ají se le conoce como guindilla (diminutivo de guinda), pero también con la palabra de origen náhuatl, chile. La palabra pimiento se reserva para las variedades más grandes y carnosas, aunque las hay pequeñas, como los famosos pimientos del Padrón, "que unos pican y otros no". En efecto, hay variedades de pimientos picantes, como el ya mencionado del Padrón y algunos otros, como los se encuentran en La Rioja y en la Ribera de Navarra, bien sean de la variedad conocida como piquillo, que son extraordinarios, bien de la de Santo Domingo y otras. El pimentón es también conocido como pimiento molido, y es curioso comprobar que las regiones españolas en las que se producen los mejores pimientos del piquillo, cristal, morrón, Santo Domingo, etcétera, que están en la ribera del Ebro (Rioja y Navarra) no coinciden con las grandes productoras de pimientos para fabricar pimentón (La Vera en Extremadura, Murcia, etcétera). La palabra ají no es quechua, sino, probablemente, arahuaca (arawak).

- Félix Álvarez



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A

B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9626) añadidas al diccionario:
blátido   desfalcar   cachureo   calandria   marengo   pentatómido   urdimbre   zopenco   corcho   gavilán  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
calcio   protónico   barítono   escuela   pierna   tacaño   hucha   asonante   instalar   negritud  
Último cambio: Viernes, Agosto 22 17:56 MST 2014