Etimología de AJEDREA

AJEDREA

La ajedrea es una planta labiada aromática muy empleada en las cocinas mediterráneas. También se la llama simplemente jedrea y en mi tierra (Valencia, España), es muy conocida también con el nombre de "hierba de olivas" porque se emplea mucho para aliñar aceitunas, a las que trasmite un sabor muy característico y delicioso. Las variedades más habituales son la Satureia montana, que es silvestre, y la Satureia hortensis que es forma cultivada.

La palabra ajedrea viene de la forma árabe hispana aššaṭríyya o aššiṭríyya que era préstamo del latín satureia, de la que el DLE parece que considera que viene directamente la variante jedrea, con la s aspirada en jota, como jabón de sapo, sapōnis y una síncopa que pudo darse ya en latín vulgar a la vista de que ya muestran síncopa las formas prestadas al árabe.

La palabra satureia que designa en latín a la ajedrea es empleada por Ovidio en el s. I a.C., por Columela, Plinio y Marcial. Pero al menos desde Plauto existía otro nombre para la hierba que es cunīla (a veces conīla), que parece ser préstamo del griego κονίλη. El nombre satureia tiene un origen poco determinado, pero es fácil que se le diera por usarse la hierba para condimentar ensaladas o macedonias, platos que combinaban muchos tipos de verduras, legumbres o frutos, y este plato diverso recibía en latín el nombre de satura, por cierto, nombre que se le dio a un género literario romano que mezclaba de todo (prosa, verso, recitado, cantado) y que se dirigía a la crítica y ridiculización social, de donde, por contaminación con el préstamo griego satyrus, nace el término sátira. Sin embargo existen dudas acerca de su relación, que quizá es casual, con el griego σατύριον ("satýrion"), nombre de ciertas variedades de orquídeas llamadas así porque de ellas se extraía una bebida citada en latín por Petronio (s. I d.C.) como satureum, considerada afrodisiaca y que provocaba priapismo y por eso con un nombre derivado de σάτυρος ("Sátyro", demon masculino de fertilidad).

El nombre satura, es la variante femenina de un adjetivo satur, satura, saturum (lleno, colmado, saciado, repleto de alimento), de donde nuestro verbo saturar, y que se relaciona también con el adverbio latino satis (bastante, demasiado), de donde satisfacer. Se ha vinculado con una raíz indoeuropea *sā- (satisfacer, colmar). En cambio si satureia tuviera algo que ver con el nombre griego σάτυρος, este vocablo, vinculado al culto de Dioniso, es un préstamo en el griego de origen inseguro, quizá ilirio o tracio, o incluso no indoeuropeo.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.