Etimología de AJAR

AJAR

La palabra ajar, que aparte de designar a un lugar o campo plantado de ajos, es el verbo que significa marchitar, estropear, arrugar o deteriorar, y del cual se usa especialmente su participio ajado, en este último sentido procede de un verbo más antiguo ahajar, que está en Nebrija (1495), más bien con el valor de romper, quebrar o desmenuzar, y que poco antes, en 1475 aparece testimoniado en Guillén de Segovia como afajar.

El verbo parece ser una formación romance con a- (del latín ad-) sobre el vocablo del latín vulgar *fallia , con el sentido de fallo, error, quiebra o grieta, voz que recoge Meyer-Lübke como necesaria para explicar el antiguo italiano faglia, el antiguo francés faille y el provenzal falha. Esta palabra es un derivado del verbo latino fallĕre (engañar, fallar, errar) que en origen contiene una raíz que pudo significar caer, pero existen problemas para asignar a este verbo latino una raíz indoeuropea concreta, ya que sus posibles paralelos son raros y confusos.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.