Etimología de ABOMINABLE

ABOMINABLE

La palabra abominable viene del latín abominabilis, adjetivo que se deriva del verbo latino abominari (rechazar muy fuertemente como si fuera el peor de los presagios). Este verbo se compone de ab- (alejamiento) y de la raíz de omen, ominis (presagio). Omen, en principio "presagio", fue desarrollando un sentido de mal presagio, de augurio funesto, y de ahí el sentido de abominari. Abominable, que lleva el sufijo -ble (que puede, -bilis en latín), es pues lo que puede ser absolutamente rechazado por malo y funesto. Del mismo modo decimos que algo es una abominación cuando se trata de algo aberrantemente malo o terrible, de lo que instintivamente te apartarías.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.