Etimología de TELESCOPIO

TELESCOPIO

La palabra telescopio (aparato para ver lejos) es un neologismo compuesto con los siguientes elementos griegos:

Vemos el elemento compositivo tele- en estas otras palabras:

  • Telefonía - sistema de mandar sonidos (-fonia, como en sinfonía) a largas distancias.
  • Telepatía - capacidad de sentir los pensamientos o sensaciones (-patía, como en empatía) de otro en la distancia.
  • Televisión - sistema de mandar imágenes (-visión, como en cosmovisión) y sonidos a largas distancias.
  • Teletexto - Marca registrada del sistema usado para enviar textos por medio de la televisión.

Con -scopio encontramos:

  • Anemoscopio (anemos = viento, ver anémona): aparato para observar cambios de la dirección del viento.
  • Dinamoscopio (dinamis = fuerza, ver: adinamia): aparato registrador de la fuerza y de la continuidad del rumor del oído.
  • Helioscopio (helios = sol, ver: heliocentrismo): aparato para observar el sol.
  • Higroscopio (hygros = húmedo, ver: higrometría): instrumento para medir la humedad.
  • Litoscopio (lithos = piedra, ver: litotricia): instrumento usado para encontrar cálculos en la vejiga.
  • Microscopio de (pequeño = lejos, ver: microbio): aparato para observar pequeñas cosas, que no son visible a simple vista.

El elemento -scopio lleva un elemento -o final que por lo general indica agente. Sí cambiamos la -o por -ía (cualidad), entonces tenemos telescopía con el significado de empleo del telescopio.

Otros ejemplos de -o / -ia incluyen:

  • Etimología - etimólogo.
  • Fotografía - fotógrafo.
  • Hidrofobia - hidrófobo.
  • Piromanía - pirómano.
  • Polifagia - polífago.
  • Poligamia - polígamo.
  • Taquimetría - taquímetro.
  • Telefonía - teléfono.
  • Xenofilia - xenófilo.

La invención del telescopio, así como la creación del término, se dio prácticamente al mismo tiempo (con solo 14 años de diferencia) y en el mismo lugar donde se diseñó el primer microscopio rudimentario (véase en este mismo diccionario) y pocos años después se propuso su nombre.

Existen algunos antecedentes históricos en el sentido de que las propiedades ópticas de espejos y lentes ya eran motivo de estudio por parte de eruditos árabes, y que también fueron estudiadas en Europa desde el siglo XIII. Sin embargo, el primer telescopio conocido, en 1508, se acredita al neerlandés Hans Lipershey (1570-1619), aunque también se maneja la idea de que Jacobo Metius (1571-1630), otro fabricante de lentes holandés, podría haber sido el inventor, con la intervención de Zacarías Janssen (1585-1632).

En solo algunos meses, llegó la noticia al gran sabio italiano Galileo Galilei (1564-1642), quien de inmediato se propuso construir uno semejante hacia finales de 1508. Luego que lo hubo terminado, comentó que era muy útil para ver desde lejos los detalles acerca de potenciales enemigos que quisieran atacar algunos lugares o poblados. Pero además, vio en ese artilugio una excelente herramienta para dirigir la mirada al cielo y ver detalles sobre los astros imposibles de apreciar a simple vista y, así, observó los valles y montañas de la luna, las fases de Venus, cuatro satélites de Júpiter, la Vía Láctea y varias constelaciones, como las Pléyades y Orión, dándose cuenta, además, de que se podían ver muchas más estrellas que las que alcanzamos a detectar con la vista normal. Como nos narra Schmidle en su artículo periodístico, "en la noche de enero 7 de 1610 Galileo Galilei, un residente de Padua, se dirigió a su balcón y apuntó su telescopio al espacio... observó inicialmente tres estrellas cerca de Júpiter (después se supo que eran tres lunas de este gigante planeta) y anotó su posición en sus notas...". Gracias a este hecho, se le concedió a Galileo el mérito de haber sido el primer hombre en la historia en utilizar un telescopio para observar el cielo y sus astros.

Después de esa observación inicial siguieron muchas más y en ese mismo año publica un pequeño libro de 60 páginas y algo más de 70 dibujos y diagramas, cuyo nombre parcial fue Sidereus Nuncius, magna longeque admirabilia Spectacula pandens... y que puede traducirse como: 'Noticiario Sideral que desvela espectáculos grandes y muy admirables, e invita a todos a contemplarlos, pero especialmente a Filósofos y Astrónomos, los cuales fueron observados por Galileo Galilei... gracias a un catalejo (perspicilli)'. Y aquí debemos aclarar que, así como al microscopio el lo llamó occhiolino, como ya lo explicamos en la entrada 'microscopio', al telescopio (palabra que para 1610 no existía) lo denominó perspicilli, término que procede del latín perspicilla (anteojos o gafas), derivado a su vez de perspicere, que significa 'ver a través de', 'observar con atención', por lo que el nombre dado por Galileo a su catalejo sí correspondía con los usos para los que servía ese artefacto.

Naturalmente que Galileo dio a conocer ese instrumento a sus amigos, y por fin lo exhibió en la Academia Nazionale dei Lincei (Academia Nacional de los Linces, porque el lince tiene la mirada tan penetrante, como debe tenerla todo hombre de ciencia), que fue fundada en Roma por Federico Cesi (1585-1630) en 1603. Después de este hecho, un miembro de la academia, Giovanni Demisiani, que era religioso y matemático, decide en el año1611 cambiar el nombre propuesto por Galileo (perspicilla), para lo cual selecciona los lexema griegos ya explicados en la intervención anterior: tele (lejos) y skopein (observar), formando el vocablo griego tēleskopos, que ya en latín científico pasó como telescopium (tomemos en cuenta que en aquella época, la lengua preferida por los eruditos para escribir sus obras era el latín), lo que se interpreta textualmente como: "ver desde lejos", y en efecto, el telescopio es un instrumento utilizado para agrandar imágenes de objetos lejanos.

Las fuentes señalan que el 14 de abril de 1611, Federico Cesi y los linceanos (miembros de la academia de los linces), comenzaron a pronunciar el nuevo nombre (telescopio en italiano) recién acuñado por Demisiani, comentando que el término era bien aceptado por todos, y desde entonces hasta la fecha (febrero de 2016) el término sigue vigente, después de casi 148.000 días.

Bibliografía consultada:

  • Asimov Isaac. 1975. Eyes on the Universe: A History of the Telescope. USA.
  • Museo Nacional de Ciencia y Tecnología de España. 2010. Texto completo de Sidereus Nuncius. La Coruña y Madrid, España.
  • Schmidle Nicholas. December 16, 2013 issue. A very rare book. The New Yorker. New York.
  • The Century Dictionary in DjVu Online. Consultado el 23 de febrero de 2016.
  • Webster's New World College Dictionary. 2004. Fourth Edition. USA.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.