**

Etimología de PONTÍFICE

-
-

PONTÍFICE

La palabra pontífice es usada frecuentemente en los medios de comunicación como sinónimo de Papa. Esta palabra viene del latín: Pons -> Pontis: "puente", y el sufijo -ifice "constructor", El que construye puentes entre los hombres y Dios.

- Gracias: Fonseca


Cabe notar que "Pontífice" era un título original y honorífico de los emperadores romanos -pontifex maximus- que, como tantas y tantas cosas de las culturas precedentes, tomaron posteriormente los cristianos para incorporarlo como título característico del papado.

- Gracias: Ferruccio


La etimología de pontifex, pontificis parecería simplemente significar 'que hace el puente' o 'que hace de puente' (se entiende que con los dioses). Sin embargo, los etimólogos más prestigiosos recelan de esta fácil suposición tanto más que la voz pontifex es muy antigua en latín y la creación de este colegio sacerdotal data de la primitiva época de los reyes, atribuyéndose a Numa su creación. Los pontífices tenían entre otras competencias la de organización del calendario y por lo mismo de los días festivos o no. A su cabeza estaba el pontifex maximus que tenía a su cargo la redacción de los Annales Maximi, una especie de anuario histórico con los principales eventos de cada año. Cuando Julio César, tras la guerra civil, asumió el control del poder, tuvo buen cuidado de atribuirse, además del título de dictator perpetuus, la función de pontifex maximus, que sin duda le serviría de ayuda para la reforma juliana del calendario, para cuya regulación necesitó alargar el año 46 a.J.C. hasta 445 días. A partir de entonces, el cargo de emperador llevaría anejo la función de pontifex maximus. Es de resaltar que siglos más tarde el cristianismo rescató la palabra pagana pontifex para designar al papa de Roma, añadiéndole incluso un summus paralelo al adjetivo maximus de los antiguos romanos.

- Gracias: Pedro Menoyo Bárcena


Sobre la documentada explicación de Pedro Menoyo, añadiría que el título papal heredado de lo que fue el más prestigioso cargo sacerdotal de la Roma antigua (el Pontifex Maximus o jefe del colegio de los pontífices), sigue siendo sobre todo Pontifex Maximus cuando se expresa en latín, por lo menos hasta inicios del s. XX, y que lo de Sumo Pontífice se expresa sobre todo en las traducciones a otras lenguas. Si vamos al Vaticano, sobre el pórtico de Bernini (s. XVII) que es la antesala de la basílica de S. Pedro, podemos ver la gran inscripción del Papa patrocinador de la obra. Tanto en ella, como en las múltiples inscripciones posteriores que conmemoran la acción de un papa en una obra o un acto, veremos que se le da el título de Pontifex Maximus.

Si bien es cierto que muy probablemente es obra de la etimología popular el entender al pontifex, como un "hacedor de puentes", no es extraña la identificación, pues por un lado no hay manera de establecer otra relación radical con nada en el mundo indoeuropeo, y por otro, lo que es evidente es que el antiquísimo colegio de los pontífices está constituido por sacerdotes técnicos que no sólo dominaban saberes astronómicos sino que controlaron la justicia y sus normas, entre otras competencias, hasta la generación de un Derecho laico en Roma a la caída de la monarquía y el inicio de la república. Parece que también hay indicios de una cierta relación con edificios públicos.

Hay que tener en cuenta además que el puente es una de las creaciones más características de la ingeniería y la arquitectura romana. Tal y como lo conocemos, el puente sólido, de piedra u hormigón, construido sobre machones y con una calzada superior, para salvar una corriente de agua, es un invento romano. Antes de los romanos no hay verdaderos puentes: cuando una corriente, río caudaloso o incluso brazo estrecho de mar no se podía vadear, se recurría a los llamados "puentes de barcas", consistentes en una serie de barcas en paralelo, amarradas las unas a las otras de una orilla a otra, sobre las que se tendían tablones de madera, formando inestables plataformas flotantes por las que con cuidado podían atravesar personas y animales de carga. Otras soluciones en pasos estrechos, pasaban por lanzar gruesas maromas de un lado a otro, sobre las que se tejían estructuras colgantes, pero que sólo permitían el paso de personas y con dificultad.

El primer puente sólido conocido construido por los romanos fue el puente Sublicio en Roma, atribuido a la época de Anco Marcio (segunda mitad del s.VII a.C.), para unir Roma con el Janículo a través del Tíber. Aunque sólido, se trató primero de una estructura de madera, que sólo más tarde sería sustituida por obra de piedra, y poco a poco surgieron numerosos puentes de piedra. Esto hizo que a Roma se la denominara también "la ciudad del puente". Y este vocablo, pons, pontis, es panromano, pero no existe propiamente en ninguna lengua indoeuropea, sino que es tomado como préstamo por ellas del latín, o calcado con raíces autóctonas formando perífrasis, por un hecho obvio: nadie tiene puentes antes de que los edificaran los romanos. La creación del término pons en Roma no tiene una etimología segura al cien por cien: quizá se partió de una raíz indoeuropea presente en sánscrito y avéstico que significa "camino" y nos da las formas "panthah" y "pantam", entre otras: a eso es a lo que más se acogen los especialistas. De modo que con la palabra "puente" sucede como con "pontífice": son creaciones muy específicas del latín y con difícil paralelismo, lo cual ha hecho pensar a alguno en una posible etimología inversa, es decir, si pons, pontis, pudo ser tomado por seccionamiento de la palabra pontifex , ya que las fuentes aseguran que hubo pontífices antes que puentes atestiguados, en época de Numa Pompilio (fines del s. VIII y primera mitad del s. VII a.C.).

Como curiosidad añadiré que ni los chinos conocían verdaderos puentes sólidos. Igual que para nosotros, para los chinos es famoso el viajero Marco Polo (que en el s.XIV viajó a China y estableció tantos contactos), en el caso de los chinos, como introductor de saberes de occidente, de modo que la gente atribuye a Marco Polo todo lo venido de occidente. Aunque el chino ha desarrollado otros vocablos, para designar a un puente sólido, de piedra, construido sobre machones o arcos (tecnología que adquieren de occidente después del s. XVI), la lengua china popular o tradicional recurre a la expresión "paso de Marco Polo" o "camino de Marco Polo".

- Gracias: Helena


La palabra latina pons, pontis se relaciona con una raíz indoeuropea *pent- (andar, pisar), presente en el verbo griego πατειν (patein = deambular) de donde tenemos la palabra peripatética.

El verbo facere se vincula con *dhe (poner arreglar) presente en los vocablos griegos θέμα (thema, ver: tema, anatema, apotema) y θήκη (theke, ver: biblioteca, gliptoteca, hipoteca, pinacoteca).



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P

Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9771) añadidas al diccionario:
erupción   rostir   calostro   lentigo   establo   anzuelo   semblanza   indulto   conticinio   ornato  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
fatuo   estroboscopio   clorofila   peyorativo   indulgencia   doblegar   impunidad   chapapote   receso   Aristóteles  
Último cambio: Martes, Septiembre 30 14:27 MST 2014