**

Etimología de POPURRÍ

-
-

POPURRÍ

Según el DRAE, la palabra popurrí viene del francés pot-pourri que lo tomó del español "olla podrida". Es decir, es una de esas palabras que se van de viaje al extranjero y luego regresa con acento. Es como barbecue y buckaroo.

La palabra francesa pot viene del latín *pottus, ver pote, bote y potaje. Pourri viene del latín puter (podrido) y este de la raíz indoeuropea *pu-2 (pudrir), ver: pudrir y pus.

Esta palabra se emplea en general para describir cualquier mezcla confusa de cosas diversas y en música para cantar varias canciones continuas sin que desentonen.

Naira Tenerife me cuenta que es un galicismo que procede de un guiso español de la Edad Media que tenia gran variedad de ingredientes. De ahí que se lo llamara "olla poderida", de poder, porque sólo los poderosos podían permitírsela. La evolución del lenguaje determinó que la e desapareciera y empezó a conocerse como podrida. Los franceses, amantes del guiso, lo tradujeron literalmente, es decir, pot-pourri, cuando en realidad es un batiburrillo.


La expresión olla podrida se registra por primera vez en castellano, según el corpus del Corde, en un texto de 1540: "ayuntan muchos pedacitos y huessos (sic) del puerco y echan, si ay (sic), especias y huevos, haziéndolo (sic) muy relleno de cosas diversas para echarlo en una olla podrida y combidar a muchos." En francés el primer registro de pot-pourri data de 1564, en el quinto libro de François Rabelais (1494-1553).

En cuanto al comentario tan repetido de que en princpio olla podrida se llamaba olla poderida 'poderosa', en mi opinión, es una invención pseudoetimológica de cocineros. Es significativo que la primera mención de la expresión olla poderida es de finales del XIX. Además la palabra poderida nunca ha existido en castellano. El caso es un excelente ejemplo de la importancia de la fabulación a la hora de forjarse etimologías. Una interpretación del filólogo Sebastián de Covarrubias (1539-1613), es que la olla se llama podrida "en cuanto que se cuece muy despacio, que casi lo que tiene dentro viene a deshacerse".

Por otra parte, se suele aducir que el origen de este guiso podría ser la adafina, plato de los judíos españoles del siglo XV, que en el XVI se consumiría por los judíos conversos debido a que la abundancia de cerdo entre sus ingredientes, alejaría sospechas de los inquisidores.

- Gracias: Pedro Menoyo Bárcena



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P

Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9856) añadidas al diccionario:
brusco   népido   look   container   aforo   floresta   girínido   icneumón   pómulo   brete  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
acróbata   calzón   whisky   líder   aventura   tentar   estéril   venir   socio   exégesis  
Último cambio: Viernes, Octubre 31 07:43 MST 2014