Etimología de PIMPINELA

PIMPINELA

La palabra pimpinela es el nombre de una planta que viene de antiguo, del latín pimpinella, pero hay discrepancia sobre qué planta era. Parece ser que el latín pimpinella no era un fitónimo clásico, más bien bajo latín de recetarios, glosarios y antidotarios y parece seguro que en principio se refería a la rosácea Sanguisorba minor Scop. (que Linneo había llamado Poterium sanguisorba L.), exactamente la planta que en español sigue llamándose pimpinela. Esta yerbita del Viejo Mundo es nativa de prácticamente toda Europa, desde Irlanda hasta el Centro de Asia y desde el Sur de Escandinavia hasta las montañas del Noroeste de África, incluyendo las islas mediterráneas. Siempre se ha comido y todavía se consume fresca en ensaladas; está bastante rica y tiene las hojas con un sabor que recuerda al del pepino, pero hay que comer los brotes tiernos porque enseguida se pone dura y pierde ese aroma tan gracioso de pepino.

La etimología en latín se ha discutido mucho. Se ha dicho que, a la vista de los sinónimos pipinella, pipenilla, pipinilla, pipinella, pepenilla, peponilla y pipineum (o pipineus), debía de venir de pepō ("pepino maduro"), ateniéndose al sabor, esa es la opción por la que se decanta el DEL y ya la mencionaba en 1611 Covarrubias. También se ha propuesto que viniera de pampinus ("pámpano"), porque sus hojitas parecieran hojas de parra en miniatura. André, 199, se inclina por un derivado de piper "pimienta, pebre", por el uso para sazonar las ensaladas.

Pero otros pensaron que la planta que los glosarios bajo latinos llamaban pimpinella era otra, y llamaron así a una apiácea (umbelífera) que hoy se llama en la nomenclatura binomial Pimpinella major (L.) Huds. y en español pimpinela mayor, del mismo género al que pertenece el anís o matalahúva (Pimpinella anisum L., cultivada). El doctor Andrés de Laguna, en su traducción de Dioscórides decía en 1555 que el τράγιον ἄλλο ("otro tragio", 4.50) según algunos tenía que ser la pimpinela y añadía que la llaman también algunos autores pampinulam y bipennulam.

En catalán pimpinella se refiere tanto a la apiácea como a la rosácea y tiene variantes como pampinella o pentinella, que registra el Diccionari de Alcover. También en italiano pimpinèlla se aplica a la rosácea y a la apiácea, con variantes populares como bibinella y pampinela. En portugués pimpinela se aplica a la rosácea, pero en algunos sitios donde no la hay, por ejemplo en Madeira, se llama pimpinela, sorprendentemente, al chayote, Sechium edule (Jacq.) Sw. En francés se dice pimprenelle, que se aplica solo a la rosácea Sanguisorba minor Scop. porque para la apiácea Pimpinella major (L.) Huds. han adaptado el nombre genérico del latín botánico y dicen pimpinelle, aunque en el lenguaje coloquial se usan para una y otra indistintamente pimpinelle o pimprenelle. Del francés salió el inglés pimpernel, pero con un cambio de especie, pues se aplica a otra muy distinta, la primulácea Anagallis arvensis L., que en español se llama siempre en plural "murajes" y tiene una bonita y sencilla florecita de cinco pétalos que puede ser azul y la llaman "hembra" o colorada y la llaman "macho".

Se ha dado un caso curioso de mala traducción con esta palabra, pues la novela inglesa The scarlet pimprenel (1905) de la baronesa Orczy, en español se llamó con el nombre de la flor confundido por el falso amigo La pimpinela escarlata, pero debió haberse traducido Los murajes colorados, como se dice en francés, donde se tradujo mucho más correctamente Le mouron rouge, o en italiano, La primula rossa, porque lo que dejaba como señal de su paso el protagonista Sir Percy Blakeney era la firma con una flor de murajes colorados.

Pimpinela, foto de Charo Aranda, Conil de la Frontera, Cádiz, España

Esta es la flor de la que se llama pimpinela en español, que en inglés se llama burnet (foto de Charo Aranda, Conil de la Frontera, Cádiz, España).

Pimpernel, foto de Charo Aranda, Conil de la Frontera, Cádiz, España

Y esta es la flor de los murajes colorados, que en inglés es la que se llama pimpernel (también foto de Charo). No es propiamente de color escarlata, más bien es bermellón o rojo ladrillo, pero la florecita escarlata de la novela estaba dibujada o impresa y el color era convencional.

- Gracias: Joaqu1n


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.