Etimología de PATATA

-
-

PATATA o PAPA

En Sudamérica le llamamos papa, pero en España le llaman patata. Los españoles descubrieron camote en Haití en 1526 y lo importaron a Europa. Los haitianos llamaban batata al camote. Esta palabra se transformó a "patata" en el vocablo español. Un poco tiempo después los españoles descubrieron la papa en el Perú. La papa es diferente al camote, pero los españoles no vieron la diferencia y la llamaron patata.

La palabra papa es el nombre nativo (quechua) dado al tubérculo blanco que hoy se consume por todos los rincones del mundo. En regiones demasiado frías para el maíz, las culturas americanas plantaban papas. La papa es la cuarta planta de más rendimiendo del mundo (detrás del trigo, del arroz y del maíz) pero su producción requiere sólo el 10% del área de estas otras cosechas. Hay muestras arqueólogas que demuestran la presencia de papas salvajes hace más de 13.000 años en Chile1 y 9.000 años en Perú y Bolivia 2. La papa empezó a cultivarse en Europa en 1640 y tuvo bastante éxito sobre todo en Irlanda. Los agricultores empezaron a depender de ella. Se dice que en Irlanda, un campesino consumía de 5 a 6 Kg. diarios. En 1845, después de tres semanas de lluvias, los papales irlandeses fueron destruidos por una peste (hongo Phytopthora infestans). Entre 1846 y 1851 más de un millón de irlandeses murieron de hambre y de otras complicaciones. Esto fue conocido como la "La gran hambruna de la patata".

Fuentes:

  1. Potato remains from a late Pleistocene settlement in southcentral Chile, por: Donald Ugent, Tom Dillehay y Carlos Ramirez, publicado en 1987.
  2. Prehistoric Remains of the Sweet Potato, por: Donald Ugent, Shelia Pozorski y Thomas Pozorski, publicado en 1981.

Según los últimos estudios realizados por Dr. David Spooner y colaboradores, Universidad de Wisconsin-USA e Instituto de Investigación en Cultivos de Escocia, los datos genealógicos demuestran que la domesticación de la papa se originó hace 7.000 años al norte del lago Titicaca (papas diploides, ancestral de las actuales papas Huamantanga y Tumbay), cerca de la frontera entre Perú y Bolivia. La posterior papa tetraploide se trasladó hacia Argentina, y en una tercera etapa llegó a Chile (quizás desde Argentina o Bolivia), donde se originó la subespecie hoy conocida como tuberosum o Grupo Chilotanum.

- Gracias: adriannunez

Los estudios de ADN del Dr. David Spooner demostraron que la papa chilena es diferente a la andina (2002, Crop Sci. 42:1451-1458) y que más del 99% de la papa europea es de origen chileno (2008, Amer. J. Bot. 95: 252-257).


También hay una cómica versión: cuando los indígenas se acercaban a los misioneros para llevarles algo de comer, estos tenían que abrir el portón de su Misión y con la consabida "¿Quién es?" Los de afuera contestaban "¡papa tata!" y el portero informaba a los demás de su congregación: ¡Ya llegó él de la "patata"!. "Tata" en diferentes lenguas americanas significa "papá" o "abuelo". Esta era una forma de expresión y de respeto hacia los misioneros.

- Gracias: Jaime Selva


En España, también se conoce la "batata" con el nombre de "boniato". La palabra "papa" es muy usada en España también, pero hay quien le atribuye carácter demasiado popular y cree que es más elegante decir "patata". Me cuenta (aunque no puede confirmarlo) que cuando los viajeros españoles trajeron la papa de Sudamérica, las autoridades eclesiásticas consideraron irreverente que un tubérculo tuviese el mismo nombre que Su Santidad el Papa y en aquellos tiempos ya sabemos todos el poder "persuasivo" que tenía la iglesia.

- Gracias: Pedro Ruiz


En las Islas Canarias, archipiélago español, al igual que en Hispanoamérica, las llamamos papas, nunca patatas; y a los boniatos o camotes los llamamos batatas. Ambos tubérculos son ampliamente consumidos en el Archipiélago Canario, y a ambos los seguimos llamando con sus nombres en quechua (papa) y el antiguo idioma de Haití (batata).

- Gracias: Grimbel


Según el libro de Antonio Alatorre que se titula "Los 1001 años de la lengua Española" , los primeros doscientos años después de haber sido llevada la papa a Europa se le llamaba así, pero luego hubo una confusión con la palabra batata y de la unión de estas dos palabras surgió patata. Miguel también dice que en Portugal a la papa le llaman "batata", lo que le hace pensar en que a través de este país surgió la palabra.

En un libro que se llama "Defensa apasionada del español" de Alex Grijelmo, menciona este que ha habido muchas injusticias de parte de la Real Academia hacía el español de América. Esta palabra es un buen ejemplo de eso, pues en el diccionario aparece la palabra papa como sinónimo de patata, siendo que sólo menos del diez por ciento de los hispanohablantes del mundo conocen a este tubérculo de esta manera. A igual que muchas otras palabras, "patata" debería aparecer en el diccionario de la RAE como "españolismos".

- Gracias: Miguel Angel Salas Páez


En Chile le decimos "papa" a la botella de leche de un infante. En latín "papa" es comer en lenguaje infantil (según el diccionario Alcover). De allí también "papear" en castellano y "papar" en catalán para indicar comer sin masticar. "Papa" podría ser una onomatopeya del sonido que hace un lactante al mamar. Aún así, en España, "papa" hoy día se ve como una palabra latinoamericana como "farra" que en los diccionarios indica que nos ha venido de Argentina y prácticamente ha sustituido "fiesta", "juerga", etc.

- Gracias: Jordi Pérez Noguer


Otra palabra similar es "papá", o sea "padre". Esta podría ser un hipocorístico de uno de los primeros seres que ve el bebé al nacer. Pero lo más probable es que venga de "padre", la cual proviene del latín pater, que significa patrono, defensor o protector y lleva la misma raíz indoeuropea *pater- que "patria".

Es interesante notar lo similar de "papa" (la leche para los niños) y "papá" (el padre) con "mama" (pecho del latín mamma) y mamá (madre, del latín mater). Hay un chiste que dice, "¿Sabes cuál es la diferencia entre mamá y mama? Bueno, la primera es un ser querido, y la segunda es una orden".


Porque parece un nombre simpático, les comento como se llama a la papa en hebreo: Tapuaj Adamá (תפוח אדמה ) = Manzana de tierra.

En ruso la llaman картофель (kartofel) aunque en idioma "slang" (de la calle, digamos), la llaman картошка (kartoshka).

- Gracias: embelek


En francés, como en hebreo se dice pomme de terre (manzana de tierra) y patate es más bien vulgar. Se usa como voz argótica significando:

  1. 'tonto, estúpido'
  2. 'millón' (me costó dos patatas)
  3. 'corazón' en una expresión 'en avoir gros sur la patate' que significa 'tener el corazón hecho polvo'
  4. golpe dado con el puño
  5. nariz, etc.

La 'batata' se dice "patate douce" (dulce).

- Gracias: Philippe Vicente


En griego, como en francés, a la batata se la denomina "patata dulce" (γλυκοπατάτα).

- Gracias: angelorumx


Una precisión: excepto en Canarias, en que en efecto se usa la forma papa, en toda la España peninsular decimos habitualmente patata al tubérculo comestible, pero llamamos siempre papas a las patatas fritas industriales que se venden ya hechas en láminas crujientes. También distinguimos entre boniato y batata para el tubérculo dulce. Boniato es el que tiene la pulpa o carne blanca o blancuzca, mejor para comer directamente asado. Batata llamamos al de pulpa más amarilla, más usado para la elaboración de dulces y pastelillos, aunque ambas variedades sean utilizables para ello.

- Gracias: Helena


En la Andalucía atlántica, como en Canarias y América, se usa papa mucho más que patata, en todos los casos. Decimos papas fritas (y a un majadero lo llamamos un papafrita) tanto a las rebanadas industriales que se venden en paquetes como a las que se fríen en casa como dedos de sección cuadrada, compramos kilos de papas, los platos con ellas guisadas se llaman "papas con carne", "papas con choco", "papas con huevo", la tortilla española se llama "tortilla de papas", la ensalada con ellas cocidas frías, cebolla, perejil y aceite se llama "papas aliña(d)as". Incluso cuando un viejo tiene un lobanillo en el pescuezo se dice que le ha salido una papa, y se le llama papa a un chichón de un golpe. Y cuando de alguien se dice que tiene "cara de papa" no hay que entenderlo como que se parezca a ningún pontífice romano, sino que tiene la cara redonda e inexpresiva; sé yo de uno al que llaman "el Carapapa"por lo mismo. Se conoce, desde luego, la palabra patata pero suena excesivamente castellana, aunque últimamente se ve cómo va poco a poco introduciéndose por influencia del dialecto de prestigio, sobre todo entre personas con poca formación que creen que decir papa es "cateto" y decir patata es "fino".

- Gracias: Joaqu1n


Sí, no he tenido en cuenta esa zona de Andalucía a la que se refiere Joaquín. Sin embargo en el resto de la península parece que no es muy habitual llamar papas a las patatas. Lo que sí se da en toda España es otro valor para papas. En general son las comidas blandas y trituradas de los niños pequeños, que también llaman papillas (no la leche, como llaman en Chile). Esta es una palabra más antigua y tradicional, que no tiene nada que ver con patata y viene del latín pappa, nombre expresivo del lenguaje infantil para referirse a la comida en general. También se dice vulgar y familiarmente "papear" en el sentido de comer, y papeo a la comida. Antes ya un interviniente ha apuntado algo en este sentido.

- Gracias: Helena


En gran parte de España se usa patata en lugar de papa por una simple confusión.

Los españoles conocieron la batata, les gustó y la llevaron a España. Luego conocieron la papa y también la llevaron a España. Parece ser que la confusión ya se inició en América, pues Hernán Cortés escribió:

"Los mantenimientos que tienen es maíz y algunos ajís como los de las otras islas, y patata yuca, así como la que comen en la isla de Cuba y cómenla asada porque no hacen pan de ella."

Según José G. Moreno del Alba la batata, también llamada patata, tuvo mucho éxito en España, no así la papa que se consideraba insípida. Por necesidades económicas (la papa es más fácil de cultivar y requiere menos tierras) se fue volviendo popular, al contrario que la batata y por puro desconocimiento en España se empezó a usar patata para distinguir el tubérculo dulce del salado.

El castellano "contagió" a otros idiomas (potato, patatis...).

- Gracias: palabradechile


Que llamar patata a la papa se debe a una confusión es obvio y ya se dice al principio, pero que esta confusión sea de los españoles es lo que parece del todo falso a raíz de los hechos históricos. Incluso si leemos en el link anteriormente dado de José G. Moreno de Alba, un poco más abajo, veremos que sí, que el término patata lo generan los españoles como alternante con batata, pero que ellos nunca se confundieron en principio, al margen de lo que dijera Hernán Cortés, pues parece probado que durante el siglo XVI, XVII y primera mitad del XVIII en España el término patata designaba a la batata y no otra cosa. Fueron los europeos, ingleses y franceses sobre todo los que tomaron erróneamente el término patata para designar a la papa, cuyo uso luego se extendió en España.

Para entender esto debemos recurrir a los hechos históricos. En efecto la papa o patata que llega del Perú algo más tarde que la batata, en principio no tuvo éxito ni en España ni en Europa en general, donde en principio se consideraba una curiosidad botánica y un alimento insulso y poco apto como base de nutrición. En las zonas tradicionalmente trigueras se prefería mil veces el buen pan de trigo como aporte de féculas. Eso sí, en algunas zonas se desarrolló cierto cultivo limitado y privado (Canarias, costa de Andalucía, alguna zona costera del norte de España…) con objeto de abastecer a marineros en largas travesías, pues estos enseguida carecen de productos frescos y es sabido que la papa o patata se conserva largamente en condiciones de frescura. Fueron los marineros los que llevaron patatas y otros tubérculos a los irlandeses en el s. XVI, y de ahí también a Inglaterra, mientras a través de los italianos la papa pasó los Alpes y llegó a zonas alemanas, centroeuropeas y eslavas (de ahí que los alemanes las llamen Kartoffel y otros centroeuropeos con nombres parecidos: procede del nombre que les daban los italianos, tartufoli, "trufitas" porque se criaban bajo tierra). Así la patata encontró ciertas zonas de expansión como Irlanda o áreas centroeuropeas, no tanto porque gustara, sino porque la planta, de fácil cultivo se adaptaba bien a suelos pobres y climas inhóspitos y fríos, con tal de tener algo de humedad, suelos donde no se daban bien los trigos candeales y se cultivaban cereales mucho más pobres que daban panes menos agradables: la patata se fue convirtiendo allá en un alimento fácil de los pobres, que además no precisaba molienda y era de consumo directo. Al tiempo que eso se producía, en el resto de Europa se desarrolló más bien un rechazo a la papa o patata: se consideraba que favorecía enfermedades y anemias alimentarse con papas y hasta en algunos lugares llegó a prohibirse su cultivo. Por aquel entonces ya algunos europeos andaban llamando a la papa, potato, patate, etc. sacado del español patata que los españoles en cambio seguían refiriendo a la batata.

¿Cuándo cambiaron las cosas?. Pues a mediados del S. XVIII se inició la llamada guerra de los 7 años que enfrentó a muchas potencias europeas. Previamente a ella, Federico II de Prusia tuvo una gran idea: introdujo y fomentó al máximo en Prusia el cultivo de papas o patatas como "alimento estratégico" contra las guerras. En efecto, una vez desarrollados tubérculos, aunque los campos se devasten y las plantas se maltraten por efecto de la guerra, el alimento queda enterrado, además de pasar desapercibido muchas veces a ejércitos espoliadores que no conocen muy bien la naturaleza de la planta. Con ello Federico salvó de la hambruna a su población y las otras potencias se apresuraron a imitar a Federico y fomentar en sus estados el cultivo de la papa o patata.

Es así cómo en Francia, al abrigo de este interés por fomentar su uso y cultivo, un conocido naturalista, médico y dietista, llamado Antoine de Parmentier, que estuvo cautivo en Prusia durante la guerra de los 7 años, se esfuerza no sólo por explicar en tratados las bondades dietéticas de lo que en Francia se llamaba patate o también pomme de terre, incluso proporcionando formas de preparación y consumo que paliaran el rechazo al sabor insulso de la patata al combinarla en purés y preparaciones varias con otros ingredientes de rico e intenso sabor (conservamos el consomé parmentier y multitud de platos que combinan la patata llamados parmentier, incluso algunos creados posteriormente pero que reciben ese nombre en honor a este dietista).

En definitiva, en la corte borbónica española en la segunda mitad y finales del XVIII, con una fuerte influencia francesa, también se va impulsar la siembra y consumo de patata de la mano de la cocina francesa que tiene gran predicamento en las élites. Y es entonces curiosamente cuando se va a empezar a introducir en España el uso del vocablo patata, no para referirse a la batata, sino a la papa, seguramente porque media Europa ya denominaba así a la papa, y sobre todo las élites eran totalmente permeables al influjo europeo: de ahí quizá que en los lugares de España donde sobrevive plenamente el término papa, alguien considere que el vocablo patata es "más fino", mientras papa es "más vulgar".

Como prueba de lo afirmado puede consultarse el corpus de los diccionarios de la RAE y se verá claramente que en las ediciones de 1737, 1780, 1783, 1791 y primero de 1803, en la voz patata se repite invariablemente la expresión "lo mismo que batata" (y si buscamos batata vemos que siempre se refiere al conocido tubérculo dulce). Es sobre todo claramente en la edición de 1817 cuando aparece ya inequívocamente asociado el vocablo patata con la especie Solanum tuberosum que antes, cuando muy pocos lugares de la península lo cultivaban o lo conocían de hecho, se había llamado papa, como registran esos mismos diccionarios en la quinta o sexta acepción del vocablo papa.

- Gracias: Helena



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

P
paja
pálido
Panamá
pantagruélico
papirotazo
parálisis
parentesco
participio
↑↑↑ Anteriores
  ✰ patata
  ➳ paté
  ➳ patentar
  ➳ paterno
  ➳ patero
  ➳ patético
  ➳ patevaca
  ➳ patíbulo
  ➳ patín
  ➳ patio
  ➳ patiperro
  ➳ pato
  ➳ patognomónico
  ➳ patología
  ➳ patota
  ➳ patraña
  ➳ patria
  ➳ patriarca
  ➳ patricios
  ➳ patrón
  ➳ patronal
  ➳ patronímico
  ➳ patrono
  ➳ patrulla
  ➳ paulatino

↓↓↓ Siguientes
pausa
pedáneo
peluca
penumbra
perenne
permafrost
pértiga
peyorativo
pifiar
pinnípedo
pirihuín
pituco
plasmar
pleonasmo
poder
polilla
pomo
pornografía
potable
precaución
preludio
presunto
pro
proferir
promiscuo
proselitismo
protón
pternalgia
puerro
punto

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P

Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9775) añadidas al diccionario:
anonadar   plúmbeo   trampolín   impétigo   erupción   rostir   calostro   lentigo   establo   anzuelo  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
nadie   capuchino   clorofila   estroboscopio   fatuo   inhibición   Aristóteles   Volkswagen   avatar   café  
Último cambio: Miércoles, Octubre 1 21:09 MST 2014