Etimología de AVAL

AVAL

La palabra aval viene del francés aval. En francés, esta palabra significaba río abajo, es decir, hacia el valle, tomado del latín ad- vallis. De esta semántica original nos viene la palabra avalancha. Luego pasó a significar firma abajo de un documento, o sea, tomar responsabilidad del contenido.


La palabra aval no tiene nada que ver con el adverbio francés aval que significa "hacia abajo" y viene del latín ad vallem, relacionándose en efecto con la palabra avalancha. Hay dos palabras aval en francés de origen y significado diferente: la segunda aval (ver aval2 en CNRTL) es simplemente una abreviatura medieval de la expresión a valoir (a validar), y significa firma que se pone al final de un documento para garantizar su valor. Esta es la que ha generado el préstamo aval en castellano y su origen está en el verbo latino valere (tener valor, ser fuerte, tener vigor), que nos da palabras como valer, válido, valiente y validar, y se asocia a un radical indoeuropeo *wal- (ser fuerte).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.