Etimología de ASFÓDELO

ASFÓDELO

La palabra asfódelo designa a una planta silvestre perenne, que también puede cultivarse, con unas floraciones anuales en la primavera temprana en forma de únicas varas altas, y que también recibe el nombre de gamón, el nombre científico de cuya variedad más usual es Asphodelus ramosus. La planta y sus flores crecen silvestres especialmente en suelos calizos y áridos de la Europa del sur. La palabra nos viene del latín asphodĕlus, empleada por Plinio y otros autores, que es voz trasladada del griego ἀσφόδελος ("asphódelos") y en griego se considera un viejo préstamo de origen desconocido.

Asfódelos en los templos de Paestum, sur de Italia. Foto cortesía de Elena Pingarrón

Pero el nombre de esta flor no sólo aparece por los textos de los naturalistas y botánicos, sino en testimonios literarios de otra naturaleza y ya Hesíodo y Homero nos hablan de los asfódelos, y especialmente de las llamadas "praderas de los asfódelos". Y es que en la antigua Grecia el asfódelo era la flor de los muertos, cuyas semillas globosas se recogían y se sembraban en torno a las tumbas. Y las más antiguas concepciones griegas sobre el mundo de ultratumba, reflejadas por ejemplo en el canto XI de la Odisea, conciben que el "más allá" es una pradera árida y brumosa, separada en los confines del mundo de los vivos por barreras de agua y bosques umbríos, donde sólo son capaces de crecer y florecer los asfódelos, y donde las "sombras" de todos los difuntos sin distinción vagan eternamente sin conciencia ni sensaciones, en una especie de sopor, a no ser que una libación de sangre las haga recuperar por un instante la memoria y la conciencia. Con el tiempo, a base de concepciones órficas y de otros muchos orígenes, los poetas griegos y romanos van elaborando un complejo mundo subterráneo de ultratumba o Hades, con muy diferentes partes (su expresión más elaborada es la que nos trasmite Virgilio en el libro VI de La Eneida). Allí ya vamos a encontrar que las praderas de los asfódelos son sólo una parte de este extenso mundo subterráneo, donde vagarán inconscientes las sombras de los seres corrientes y anodinos o los que fueron dominados por el odio u otras pasiones, y no alcanzan la felicidad de los héroes que habitan los Campos Elíseos, ni las torturas de los rebeldes e impíos titanes que permanecen en el profundo abismo del Tártaro.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.