Etimología de ASIDUO

ASIDUO

El adjetivo asiduo viene del latín adsiduus o assiduus, que significaba principalmente dos cosas. Su primera acepción era la de domiciliado o residente fijo en una localidad o lugar. La segunda acepción era la de contribuyente regular a la Hacienda pública: un assiduus era aquel ciudadano que pagaba impuestos al Estado y la palabra se oponía a proletarius (ciudadano que por carecer de bienes raíces y rentas fijas estaba exento del pago de impuestos y sólo contribuía al grueso de la población generando descendencia que se llamaba proles). Con este valor aparece ya la palabra assiduus en las Leyes de las XII Tablas (450 a.C.). En Roma el censo ciudadano contaba con 193 categorías censales diferentes llamadas centurias según el grado de riqueza de los ciudadanos, y según este se pagaban impuestos proporcionales. Sólo dos de estas categorías que englobaban a ciudadanos proletarii que sobrevivían del trabajo asalariado o pequeños negocios ambulantes estaban exentas de todo impuesto. De manera que había 191 categorías censales que sí cotizaban y todos ellos eran calificados de assidui (=contribuyentes), porque asentaban regularmente recursos al Estado. Como curiosidad autores romanos como Cicerón o Quintiliano que no entendían ya bien esta acepción de assiduus, inventaron la falsa etimología de que la palabra venía de "assem dare" (proporcionar as, es decir, dinero).

Del valor latino de residente fijo asociado a un lugar o contribuyente fijo a los asientos de dinero de un Estado, se desarrolló en latín clásico ya una acepción, algo más tardía que las primeras, para assiduus como el que se mantiene continuamente en un medio o lugar y también aquello que tiene una duración y frecuencia ininterrumpida, acepciones de las que viene nuestra acepción actual de asiduo como aquel que tiene una presencia habitual, frecuente y perseverante en un medio, lugar o trato de una persona.

El adjetivo adsiduus o assiduus es un derivado con sufijo -uus/-ivus (que forma adjetivos de relación a partir de raíces verbales, para expresar una relación activa o pasiva con la acción verbal expresada), del verbo adsidĕre (asentarse, tomar sitio en un lugar, tomar asiento), verbo compuesto con ad- (a, hacia, junto a, indica la asociación o adherencia a algo) y el verbo sidĕre (sentarse, aposentarse). Tanto el verbo sidĕre, como el verbo sedēre (estar sentado), nos dan una cantidad enorme de términos simples o prefijados, como sedente, sedentario, enser, sedimento, silla, sentar, asentar, sesión, sosegar, asedio, asesor, desidia, deseo, disidente, insidia, obsesión, poseer, presidir, presidente, presidio, residir, residuo, subsidio, sisar, sobreseer, etc. Se derivan estos verbos de una raíz indoeuropea *sed- (sentarse), que también tenemos en latín en:

  • El verbo sedare (calmar, en origen, hacer que otro se siente y se sosiegue), de donde vienen sedante, sedar, sede y asear.
  • El vocablo solium (trono) que nos da solio.

En griego la raíz indoeuropea *sed- con la habitual pérdida de la sigma inicial indoeuropea que sufre el griego, dio:

  • La palabra ἕδρα, hédra (asiento, base), de donde proceden a través del latín, cátedra, catedral y cadera, además de otros compuestos como poliedro, dodecaedro o sanedrín.
  • La palabra ἔδαφος, édaphos (cimiento, tierra, suelo) de donde procede edafología (ciencia que estudia los suelos, su naturaleza y condiciones para la vida vegetal).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.