Etimología de AS

AS

La palabra as (naipe que indica el valor de un sólo punto) viene del latín as, su genitivo es assis. En latín se refería a una moneda romana cuyo peso antes de ser acuñada era una libra, o sea, doce onzas. La palabra latina parece estar emparentada con el griego εἷς (eis = uno) y la raíz indoeuropea *sem- (uno, junto).


Realmente la palabra latina as, assis, en origen no tiene relación alguna con la idea de "uno". Esta es una idea que se desarrolló en el sistema monetario clásico de la República, en que la base era el denario de plata, las subdivisiones se acuñaban en bronce y el as quedó reducido a una pequeña moneda de cobre de apenas peso que tenía el ínfimo valor en el sistema y valía 1. Pero en origen no es así. La palabra as, assis probablemente no es indoeuropea, sino un préstamo etrusco.

El as es la primera moneda de época de la monarquía más antigua y su nombre en esa época se confunde con aes (aes, aeris, bronce, cobre), por lo que hay quien piensa que el vocablo as se relaciona con aes, bronce. Esta primitiva "moneda" (entre comillas porque no estaba acuñada con marcas, sino fundida), se llama en numismática aes rude, y era una tosca pieza de bronce fundida utilizada como moneda para los intercambios, y de peso no regulado y variable (las piezas se pesaban en las transacciones para ajustar su auténtico valor). Parece ser que es en la primera mitad del s. VI a.C., o mediados del siglo, cuando bajo el rey Servio Tulio establece un verdadero sistema monetario en que el as será la moneda de más alto valor. Y es entonces cuando se acuña el as libral (que pesa exactamente una libra romana, cerca de 300 gr), que recibe el nombre de aes grave (bronce pesado) una enorme moneda acuñada con cuño de proa de nave en una cara y la cabeza bifronte de Jano en la otra. Y se establecen sus monedas fraccionarias o subdivisiones, como el semis, el quadrans y la uncia (onza).

Pero a lo largo del tiempo el as fue perdiendo peso y finalmente todo el sistema fue reformado, de modo que en el s. III a.C. ya nos hallamos en esencia (realmente hay variaciones posteriores y el sistema es complicado) con lo que durante siglos será el sistema monetario, basado en el denario de plata, que es la moneda fuerte, diversas subdivisiones en bronce y un as, monedilla de cobre que a fines de época republicana e inicios del periodo imperial tiene un valor irrisorio, hasta el punto que anda en dichos y frases hechas como "estimar algo en un as", equivalente a nuestra expresión "importar un bledo" o "importar un rábano", que podemos leer por ejemplo en la primera estrofa de un conocido poema de Catulo, el poeta neotérico (primera mitad del s. I a.C.), dedicado a su amada Lesbia, que dice así:

Vivamus, mea Lesbia, atque amemus
rumoresque senum severiorum
omnes unius aestimemus assis

("Vivamos, Lesbia mía, y hagamos el amor
y todas las murmuraciones de los viejos demasiado severos
nos importen un único as").

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.