Etimología de ALLÁ

ALLÁ

El adverbio de lugar allá procede del adverbio latino illāc (por allí o por allá), que tiene la variante illā. En latín encontramos un gran número de adverbios de lugar con esta raíz y esta estructura, como por ejemplo illī o illīc (allí), de donde viene allí, illim o illinc (de allí, desde allí), illō o illōc (allá abajo, allá lejos), o bien illūc (hacia allá).

Estos adverbios invariables como todos los adverbios, se derivan del pronombre demostrativo ille, illa, illud (aquel, el que está alejado de los dos intervinientes en un acto comunicativo). Los pronombres demostrativos en latín arcaico solían reforzarse con partículas deícticas en posición enclítica, partículas que señalaban o reforzaban la idea de lugar o situación. Estas partículas eran -i y -ce (que habitualmente pierde su e finalpor tratarse de una e breve, que el latín hace caer siempre cuando está en posición final. Y así por ejemplo ille, illa, illud, en latína arcaico todavía nos aparece como illĭc (de ille-ce), illaec (de illa-i-ce) , e illuc (de illud-ce), formas que son frecuentes aún en Plauto, y el pronombre, claro, se declina y tiene todos sus casos.

A partir de determinados casos arcaicos, ya desusados en latín clásico, el latín los fosiliza y los hace invariables y forma adverbios situacionales que tienden a situar un hecho en un espacio lejano al hablante y al oyente. Así el adverbio illāc, se considera por unos procedente de un viejo acusativo neutro illă alargado o bien por otros de un ablativo femenino illā, con partícula deíctica (illāc)o sin ella (illā). El adverbio illī o illīc (allí), resulta de la fosilización de un caso locativo[1] del pronombre, con o sin partícula deíctica. Las formas illim o illinc resultan, sin o con partícula deíctica, de la adición de -im, un formante adverbial generado en la desinencia de ciertos acusativos singulares arcaicos. La forma illō o illōc procede de un ablativo singular neutro, con partícula deíctica o sin ella. La forma illūc, mal explicada, probablemente proceda de la contracción d *illō-i-ce.

El pronombre demostrativo ille, illa, illud , que también tiene la variante ollus en latín arcaico, se vincula a una raíz indoeuropea *al-1 (más allá), presente también en el pronombre alius (otro), de donde alienar o ajeno, alter (el otro), de donde alterar,otro y altercado, y formas como ulterior y ultimus.

Nota:

[1] El locativo es un caso de la declinación indoeuropea del que en latín clásico sólo quedan escasos restos, habiéndose eliminado en general de la declinación. Pero en latín arcaico está algo más vivo y su morfema es una i larga. Expresaba lugar en donde y tiempo en el cual.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.