Etimología de ADAGIO

ADAGIO

La palabra adagio puede referirse a dos cosas diferentes y de distinta etimología.

Una es un aforismo, una sentencia o frase breve, similar a refrán. Este vocablo viene del latín adagium (proverbio, sentencia), viejo vocablo compuesto del prefijo ad- (a, hacia, para) y la raíz de un verbo defectivo que citaríamos como aīre si no fuera porque su infinitivo es inusitado y aparece más bien en terceras personas como ait o aiebat. Se suele citar pues en primera persona aio. Este verbo significa decir que sí o afirmar, decir o aducir algo en sentido de afirmación. Su formación originaria responde a *ag-yo, aunque esa g ha caído en posición intervocálica por debilitamiento, y especialmente ha palatalizado la vocal i posterior. Pero esa g la vemos perfectamente conservada en el vocablo adagium, que sería algo que está dirigido a la afirmación, que sirve para asentar una afirmación.

El otro vocablo adagio es un italianismo que designa a una parte de una composición musical que supone un movimiento calmo y pausado. Este tiene que ver con el vocablo italiano àgio (comodidad, reposo, calma). Viene de la indicación en las partituras ad agium, es decir, movimiento que se dirige a la calma o reposo, a lo pausado. El problema es saber el origen de este latinismo agium que no aparece en latín clásico. Algunos lo vinculan a un origen germánico (del gótico azets, fácil, calmado), pero hay muy diversas teorías. Otros asocian también a esta palabra italiana àgio, una variante igualmente italiana que es aggio (dinero, interés o sobretasa que se paga con comodidad, beneficio) y que en origen designaba un porcentaje que los bancos cobraban a los comerciantes por reconvertir el metálico de sus transacciones en moneda de oro, cómodamente convertible en cualquier parte. De todos modos sobre este segundo aggio, que nos da en español agio y agiotaje (sinónimo ya de usura o interés excesivo), se han escrito chorros de tinta y hay mucha disparidad en las hipótesis sobre su origen.

- Gracias: Helena


Según Pokorny1, la raíz proto-indoeuropea del reconstruido latín *agio (ad- agio) sería ēĝ-, ōĝ-, əĝ- y de ahí vendría también la palabra prodigio. Calvert Watkins 2 da la raíz como *ag-2 (hablar). Aquí la tenemos como *eg-2.

Fuentes:

  1. Entrada 7 página 3 de Indogermanisches Etymologisches Woerterbuch de Julius Pokorny.
  2. Página 1 en el American Heritage Dictionary of Indo-European Roots. Tercera edición 2011.



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.