Etimología de ALDEBARÁN

ALDEBARÁN

Aldebarán es el nombre de una de las estrellas más famosas del firmamento, α Tau. (alpha Tauri). Como nombre de estrella, se considera nombre propio, por lo que no figura en el DRAE, que evita los nombres propios. Pero este nombre es muy conocido y común a todas las lenguas europeas desde que en el siglo XII, en la Escuela de Traductores de Toledo, se introdujera en el latín científico. En el siglo XIII aparece por primera vez Aldebarán en español, en el romance castellano de los tratados de estrellería que con el nombre de Libro del saber de astrología[1] se publicaron entre 1256 y 1276, concretamente en el primero, que trata de astronomástica y astrognosia y da un dibujo aproximado de la colocación de las estrellas, llamado Libro de las figuras de las estrellas fixas que son en ell ochavo cielo. Estos libros eran una recopilación de tratados que recogían toda la tradición astronómico-astrológica que parte de Ptolomeo y se va desarrollando a través de los siglos corregida y aumentada con aportes indios, persas, árabes, arameos, etc., hasta que los vertió al romance un equipo de astrónomos, arabistas y latinistas patrocinado por el rey de Castilla Alfonso X. Este patronazgo y otros muchos de tipo cultural que emprendió como apoyo a su candidatura para la elección como emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, aunque a la postre el esfuerzo resultó fallido -no lo eligieron-, le valió para la posteridad el sobrenombre áulico de "Al(f)onso el Sabio". El equipo lo dirigían el toledano Yhudá el Cohén ("Yhuda fi de Mosé, cohén y alfaquí del Rey") y el catalán leridano Guillén Arremón d'Aspa, que hicieron la primera traducción, y participaron en las correcciones y redacción definitiva los italianos Joan de Mesina y Joan de Cremona y el toledano Samuel Haleví. Del rey se dice que su aportación se habría limitado a la eliminación de lo superfluo ("sobejano"), la conservación de lo esencial y la corrección del lenguaje personalmente ("por sise"), como aclara el prólogo:

En nombre de Dios amén. Este es el libro de las figuras de las estrellas fixas que son en ell ochavo cielo, que mandó trasladar de caldeo e de arábigo en lenguage castellano el rey D. Alfonso, et trasladólo por su mandado Yhudá el Coheneso, su alfaquín, et Guillén Arremón d'Aspa, so clérigo. Et después lo endreçó, et lo mandó componer este rey sobredicho, et tolló las razones que entendió eran sobejanas, et dobladas et que non eran en castellano drecho, et puso las otras que entendió que cumplían; et quanto en el lenguage, endreçolo él por sise. Et en los otros saberes hobo por ayuntadores a maestre Joan de Mesina, et a maestre Joan de Cremona, et a Yhudá el sobredicho, et a Samuel.

En este libro aparece con las formas aldebaran, aldabaran y addevaran y se aclara que su significado es el de "çaguero". En efecto, en árabe الدبران ad-dabarān significa el nombre propio de esta estrella, pero su raíz {dbr} da la idea de "seguir, ir a la zaga", y se entiende que se llamó la estrella así porque parecía ir detrás de las Pléyades siguiéndolas -otros entienden que en lo que le seguía a las Pléyades era en luminosidad dentro de la constelación de Tauro-.

La forma adaptada al latín un siglo antes había sido igualmente aldebaran, que se encuentra en la traducción del Calendario de Córdoba que hizo Gerardo de Cremona también en Toledo, con una variante que presenta el artículo asimilado: adebaran.

La que tuvo éxito en Europa fue la forma que no asimila el artículo, Aldebarán, que denota por ello su origen claramente libresco, y que se escribe así más o menos en las demás lenguas, con ligeras variantes. Lo normal es que no tengan tilde de acento tónico, esto es propio del español; en griego moderno, al transcribirse el nombre latino, se usa la ortografía actual de -nt- para d y -mp- para b: Αλντεμπαράν (aldebarán); el portugués, como tiene una nasalización tan fuerte de las vocales, dice Aldebarã, aunque hay versiones antiguas Aldebaran y Aldebarão; el francés le pone tilde a la -é- para evitar que se pronuncie oscurecida, Aldébaran; en hebreo moderno se ha transcrito אַלְדֶבָּרָן (aldæbārān); en lituano le añaden su terminación Aldebaranas; los idiomas que se escriben en alfabeto cirílico usan las grafías Алдебаран, Альдебаран, Альдэбаран, (aldebarán, en cualquier caso); otros idiomas indoeuropeos orientales han tomado la palabra directamente del árabe y no han incluído el artículo, que es un rasgo típicamente hispánico, y dicen en persa دبران (dabarān) y en kurdo Deberan.

Esta es una estrella que en español parece que cae muy simpática. Quizá sea por la fonética, quizá por ser una de las que conoce todo el mundo, fácil de ver, identificada con la estrella roja, por la que se empezaba en los ámbitos marineros a aprender a navegar "por las estrellas", no es raro que se encuentre como nombre de establecimientos de hostelería, clubes deportivos, centros de enseñanza. Unos chavales rockeros de Málaga llaman Aldebarán a su grupo, y una agrupación coral de Madrid también eligió este nombre, dicen que porque significa "el que sigue" y a ellos les da perseverancia y esperanza el mirar a las estrellas. Revistas varias, una literaria que duró un curso escolar 1955-1956 se llamó así, y en 2005 celebraron su cincuentenario; otra que editan en España para los profesores de Religión (católica) y se distribuye gratuitamente se llama también Aldebarán. Incluso en literatura, uno de los poemas más conocidos de Unamuno es el que le dedicó a la estrella Aldebarán, escrito en 1923.

Nota:

[1] Alfonso X el Sabio. Antología de sus obras en dos volúmenes. Editada con ocasión del VII Centenario del nacimiento del Rey Sabio. Prólogo, selección y glosarios de Antonio G. Solalinde. Granada-Madrid, 1922-1925.

- Gracias: Joaqu1n


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.