Etimología de POLIOSIS

POLIOSIS

Poliosis es un término médico dermatológico de origen griego, que se refiere a cuando el cabello pierde pigmentación o se torna grisáseo o blanquecino, en especial, si se debe a ciertas infecciones, o a determinadas condiciones hereditarias, como por ejemplo, en el Síndrome de Waardenburg, llamado así por el doctor alemán Peter Johannes Waardenburg (1886-1979), quien lo describió en 1951. Puede considerarse como sinónimo de encanecimiento, pero este nombre (del latín incanĕscere), más bien se aplica cuando se debe al proceso normal de envejecimiento.

Poliosis procede del término griego pōliosis, 'proceso de tornarse gris', formado por la voz poliós (gris), más el sufijo griego -ōsis, que puede significar 'proceso morboso, condición, impulso, etc. Así que literalmente puede traducirse como "proceso (-ōsis) en el que el cabello se vuelve grisáceo (poliós)". En realidad, el término pōliosis se encuentra documentado desde la obra del médico Galeno en el siglo II d.C., como 'tornarse o hacerse gris', pero fue retomado en inglés con un cambio parcial de significado a principios del siglo XIX (1813).

Poliós está presente en otros términos, siempre con el mismo significado (gris, grisáceo): polioneurómero, un 'segmento de materia gris del cordón espinal'; poliomielitis, 'infección viral que puede producir grados variables de parálisis', poliomielítico, polioencefalomielitis, etc.

Mientras que el sufijo griego formador de sustantivos -ōsis, es ampliamente utilizado en términos médicos para dar la idea o significado de enfermedad o padecimiento, entre los que podemos citar: triquinosis, estenosis, lordosis, cifosis, esclerosis, pediculosis, parasitosis, virosis, tuberculosis, mononucleosis, avitaminosis, cirrosis, dermatosis, acantosis, actinomicosis, furunculosis, y un largo etcétera.

La raíz indoeuropea *pel 4- (con la idea o significado de pálido), parece ser el origen de poliós, pero también ha dado lugar a muchos otros términos en diversas lenguas, entre los que podemos señalar: en el antiguo alto alemán, falo (color pardo, pálido); en el noruego antiguo, fölr (pardo); en sánscrito, palita (gris, cano, viejo), en viejas lenguas eslavas, plavŭ (blanco); en griego pelios (oscuro, amoratado), de donde peliosis o púrpura reumática. En latín, palleo, 'estar pálido, palidecer, estar descolorido, enfermo'; pallesco, perder el color, ponerse amarillo, de donde procede palidecer; pallere, 'color pálido'; y el adjetivo pallidus-a-um, relacionado con pallere, 'palidecer', pero originalmente tener la piel o el rostro oscuro, etc. Para una explicación más detallada, sugiero que se consulte la entrada polilla en este mismo diccionario.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.