Etimología de PERCHA

PERCHA

La palabra percha es la evolución patrimonial de la palabra latina pertĭca (vara larga, pértiga de remero o vara larga de agrimensor u otras profesiones para tomar medidas, rama larga que sobresale de un árbol), que nos ha dado también el cultismo pértiga. En pertĭca se produjo la habitual pérdida de la i breve por síncopa y la palatalización del grupo consonántico -tc- generado en ch, fenómeno producido en francés perche, que pasó al catalán perxa y al castellano percha.

La palabra latina pertĭca sólo tiene paralelos en el mundo indoeuropeo en lenguas itálicas, como el umbro percam (vara) y el osco perek (medida).

La actual palabra percha designa sobre todo distintos artilugios para colgar cosas, especialmente ropa, aunque primitivamente también designó a las pértigas de los que bogaban en un bote por aguas de escaso fondo. El hecho se debe a lo siguiente. Prácticamente hasta el siglo XVIII no existen los armarios roperos y las ropas no se colgaban, sino que se conservaban guardadas en arcas y arcones. Con los primeros armarios roperos en el XIX tampoco se colgaban las prendas, sino que se disponían en baldas y cajones. En la Edad Media una percha era una simple vara larga vertical fijada en locales o casas, donde uno colgaba enganchándolo en el extremo superior y transitoriamente el manto o capote que llevara puesto en el exterior. Se desarrollaron después distintos tipos de colgadores, como varas empotradas en el muro en oblicuo o en horizontal y con el tiempo, el precedente de lo que hoy llamamos mozo perchero: una pértiga vertical empotrada en una base con varios palos salientes en horizontal en la parte superior que permitían colgar diversas prendas sin amontonarlas las unas sobre las otras. En el siglo XIX surgió un tipo de aparejo que llamamos galán de noche: una estructura vertical con una base, que en la parte superior tenía una estructura horizontal simulando los hombros humanos, y que permitía colgar por la noche, cuando uno se desvestía, el traje que venía usando, ya provisto habitualmente de abrigo, chaqueta, levita o cualquiera de las formas con mangas y hombreras diferentes de las capas o capotes antiguos que no tenían forma adaptada a hombros y brazos, y así no se arrugaban.

Las perchas de tipo palomilla que hoy todos tenemos en casa consistentes en una estructura que simula los hombros y un gancho, para ser colgadas de una barra de un armario ropero se inventaron a principios del s. XX, y con ellas empezaron a diseñarse y generalizarse armarios con una barra de colgar. Hacia los años 30 del s. XX se les añadió un travesaño, que junto a chaquetas, blusas, camisas…, permitía colgar pantalones o faldas, y luego surgieron otros tipos específicos. Y se les siguió llamando perchas, aunque ya no se parecieran a las primitivas pértigas o varas de colgar.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.