Etimología de PERAMÉLIDO

PERAMÉLIDO

La palabra peramélido viene del latín científico Peramelidae, nombre de una familia de unas 20 especies de mamíferos marsupiales de Australia e islas vecinas, con un aspecto que recuerda a un tejón, una marta o una rata.

Peramelidae es un neologismo formado por el nombre del género tipo de la familia (Perameles), más el sufijo -idae que lleva la idea de parentesco genético, y que se utiliza en zoología de manera estandarizada para dar nombre a las familias taxonómicas de los animales, como en Suidae, Viverridae, Pteropodidae, Rhinolophidae, Otariidae, Mystacinidae y muchas más.

Perameles es un interesante término, formado por un elemento griego y uno latino:

  • el griego πήρα = pḗra, que significa 'bolsa' y
  • el vocablo latino mēlēs, mēlis, que era como los romanos llamaban a los tejones o quizás también a las martas, ambos mamíferos mustélidos propios de Europa, y que Varrón y Plinio mencionan en sus escritos.

Entonces Perameles se traduce como "tejón o marta con bolsa", por la marsupia o bolsa ventral que llevan los peramélidos australianos, los cuales, por su aspecto recuerdan a estos mamíferos europeos.

El género Perameles fue propuesto por el francés Étienne Geoffroy (1772-1844) en 1804 y el nombre de la familia Peramelidae lo introduce en 1825 John E. Gray (1800-1875).

Fuente:

  • Webster's Third New International Dictionary. Vol II. p. 1675. USA. Edición impresa.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Realmente el término Perameles no es un híbrido grecolatino, sino que se forma con dos palabras latinas, ya que pera (alforja, zurrón) es vocablo latino del latín clásico en adelante y del latín se ha tomado, aunque sea un préstamo del griego πήρα (saco de cuero para contener viandas sobre todo). La palabra es empleada en latín por el fabulista Fedro (s. I a.C-I d.C.), el poeta Marcial y el novelista Petronio (s. I d. C.) y Apuleyo (s. II d.C.), entre otros, siendo un término muy común después entre todos los autores tardíos. Es muy conocida la fábula de Fedro titulada De vitiis hominum ("Sobre los defectos humanos"), fábula 10 del libro IV de las Fabulae, que dice:

Peras imposuit Iuppiter nobis duas:
propriis repletam vitiis post tergum dedit,
alienis ante pectus suspendit gravem.
Hac re videre nostra mala non possumus:
alii simul delinquunt, censores sumus.

("Júpiter nos puso encima dos alforjas:
nos dio una a la espalda bien llena de los defectos propios,
ante el pecho nos colgó la otra cargada con los ajenos.
Por esta causa no podemos ver nuestras cosas malas:
en cuanto otros cometen una falta, somos en cambio perfectos censores". )

El vocablo griego πήρα carece de etimología dentro del griego, y Chantraine considera que podría tratarse de uno de esos viejos términos viajeros prestado de un fondo lingüístico más antiguo, que desde luego no es griego en origen.

En cuanto a meles, de parecida estructura a feles (todo tipo de gato salvaje), son términos que no tienen paralelos fuera del latín. Quizá ambas palabras, como sugieren Ernout y Meillet, sean préstamos de alguna lengua del entorno alpino donde abundaban especialmente estos animales.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.