Etimología de PÁTINA

PÁTINA

La palabra pátina proviene del latín 'patĭna', plato, por ser la capa de sales de cobre que recubre los platos antiguos. Los objetos fabricados con cobre -y en su defecto con bronce, que es una aleación de cobre y estaño- sufren con el tiempo una corrosión que genera un atractivo aprovechado en el arte.

Al igual que otros metales, siendo el hierro el ejemplo más común, el cobre tiende a la oxidación y a la reacción con agentes químicos presentes en la atmósferas. Especialmente en la atmósfera industrial y marina abundan compuestos sulfurados y clorados respectivamente, los cuales predisponen al cobre a una serie de reacciones que dan lugar a la pátina. Esta capa de corrosión protege el cobre o el bronce que haya debajo, y en caso de quitarla, la superficie estaría expuesta de nuevo a la reacción con los elementos del aire y su consiguiente desgaste.

La pátina se observa fácilmente en la arquitectura. Es muy característica de muchos tejados y cúpulas de cobre verde-azulados. La iglesia de San Nicolás en Praga, por ejemplo, cuenta con ella en su fachada. La escultura cuenta con un referente mucho más fácil de recordar: la Estatua de la Libertad, recubierta en su totalidad por cobre a excepción de la llama (de oro), adquirió ese color con el tiempo. En ocasiones el color verdoso va precedido de un paso intermedio de la patinación que le da una coloración más negruzca o marronácea. Sumado a que diferentes compuestos en el aire producirán reacciones ligeramente diferentes, es de esperar una apariencia heterogénea del cobre.

El óxido de cobre es típico de las monedas antiguas; les aporta un color marronáceo-rojizo y también puede encontrarse en la naturaleza en forma del mineral cuprita.

Es usual que la superficie de estos metales evolucione hasta condiciones estables y proteja el resto del material. Sin embargo, también se conocen patrones corrosivos que hacen desaparecer el objeto en cuestión con el paso del tiempo. Los cloruros de cobre poseen la capacidad de formar ácido clorhídrico al reaccionar con el agua y oxígeno del aire. Éste es un ácido fuerte que también se produce en nuestro estómago para llevar a cabo la digestión de los alimentos. Podríamos decir que en este caso también digiere el cobre, exponiendo nuevas capas del metal a la superficie, formando nuevos cloruros, formando más ácido y a la postre, deshaciendo el material. A este proceso se le ha llamado enfermedad o cáncer del bronce.

Hoy en día existen métodos artificiales para conseguir ese color accidental del cobre, rociando el metal o sumergiéndolo en agentes químicos que producen las reacciones de forma acelerada.

- Gracias: Álvaro Darriba


La palabra latina patina es un préstamo del griego πατάνη (patane = plato, fuente, cacerola). Igual que patena se asocia con la raíz indoeuropea *petə-, "abrir ampliamente (los brazos), extender, desplegar".


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.