Etimología de MANOPLA

MANOPLA

La palabra manopla, que designa sobre todo a un tipo de guante, aunque el DRAE la hace derivar de un latín vulgar *manŭpulus, como si no estuviera atestiguada, viene de una forma del latín vulgar perfectamente atestiguada que es manuplus (el Thesaurus recoge tres citas con la forma manuplus, y otras dos en acusativo plural manuplos). Manuplus es ya la forma sincopada en latín de manŭpulus, variante vulgar de manĭpulus. Esta palabra derivada de manus (mano, poder), significaba en principio en latín manojo, cantidad o haz de cosas que pueden llenar una mano, y también en sentido militar designaba a una unidad del ejército equivalente a la treintava parte de una legión, y cuyo nombre deriva del nombre de su estandarte característico, el manĭpulus. Por eso en latín manipularis o manipularius significa simple soldado raso. Con el tiempo manĭpulus designó también a la toalla para secarse las manos. Por la acepción de "manojo, que llena la mano", los antiguos gramáticos romanos relacionaban el elemento -pulus con la raíz del verbo plere (llenar).

De la palabra manopla tenemos que explicar la variación de su forma y su desplazamiento semántico. En principio la palabra se trasmite por una vía semiculta, que hace que el grupo pl se haya mantenido y no haya palatalizado. Pero manuplus debiera haber dado una forma masculina "manoplo". Es posible que el romance desarrollara por su cuenta una variante femenina, pero parece más factible la existencia en latín de una variante no atestiguada *manupla, porque alternando con manuplus para el significado de manojo, tenemos en latín vulgar la variante manuclus, síncopa de manŭculus, formado este con sufijo instrumental -culus sobre la palabra manus, y que es el vocablo que ha generado nuestra palabra manojo. Pues bien, de este tenemos perfectamente atestiguada en latín la variante femenina manucla, por lo que es evidente la muy fácil formación analógica de un *manupla. Otra cuestión es el desplazamiento semántico que la palabra sufre. En latín medieval tenemos atestiguado que en el lenguaje litúrgico la palabra manĭpulus o maniplus se asocia a "ornamento de las manos" en las vestiduras eclesiásticas y después a una pieza que se cuelga de la muñeca o antebrazo. Es posible que de aquí venga el valor siguiente, que es el de designar a la pieza de una armadura que cubre la mano y el antebrazo, y es de esa acepción de la que deriva el uso de un tipo de guante.

De manĭpulus deriva también el verbo manipular. De la palabra latina manus tenemos numerosísimos derivados, como mano, manada, manejar, manera, manga, manual, manivela, manojo, manopla, maña, desmán, maniobrar, mancuerna, manso, mancebo, mandar, encomendar, etc. Se asocia a una raíz indoeuropea *man-2 (mano).

Del verbo latino plere proceden también completo, complemento, implemento, henchir (de implere) y suplir. Este verbo se asocia a una raíz indoeuropea *pel-2 (llenar), que también se encuentra en latín en:

  • El adjetivo plenus (lleno), de donde vienen pleno, lleno, pleamar o terraplén.
  • Probablemente la palabra manipulus (de la que hemos tratado acá).
  • La palabra palus, paludis (pantano, laguna, terreno lleno de agua), de donde vienen palúdico, paludismo, palustre y paular.
  • El adverbio plus (más) de donde viene la palabra plural.
  • La palabra plebs, plebis (multitud, mayoría), de la que vienen plebe, plebeyo y plebiscito.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.