Etimología de MANIPULAR

MANIPULAR

El verbo manipular se refiere en origen a todo aquello que uno puede manejar con las manos y luego adquiere varios sentidos figurados, como el de alterar una situación con manejos. Se formó a partir del latín manipulus, palabra que en origen significa puñado o manojo, pero que en latín tuvo una acepción militar muy importante. El concepto originario de manipulus es el de un "puñado" de hombres que un mando puede manejar con facilidad, y en época clásica designaba a una compañía de soldados legionarios que era la trigésima parte de una legión.

La subdivisión más pequeña de una legión era la centuria (llamada así porque en épocas muy arcaicas la formaban 100 hombres), grupo de 80 soldados de infantería comandados por un centurión, a cuyas órdenes también había un optión (suboficial ayudante) y un tesserarius (depositario de la contraseña). Cada dos centurias formaban un manípulo, de 160 legionarios, al mando del cual estaba el centurión más antiguo de las dos centurias, llamado centurión primipilus o primipilario. Cada manípulo disponía también de un signifer (portador del estandarte propio del manípulo). El manípulo se consideraba así la unidad más manejable y operativa, una especie de compañía. Tres manípulos formaban una cohorte de 480 legionarios y la legión constaba de 10 cohortes numeradas de la primera a la décima, lo que, sumando los distintos oficiales y el hecho de que la primera cohorte era un poco más numerosa, hacía que una legión fuera un cuerpo del ejército de unos 5000 hombres.

La palabra manipulus se forma a partir de la palabra latina manus (mano) y casi con toda seguridad de la misma raíz que el verbo plere (llenar), de modo que en origen es "puñado, lo que llena la mano, lo que uno puede abarcar con la mano". La tradición dice que el manípulo militar se llama así por el nombre de su estandarte, también llamado manipulus, que recibió ese nombre porque antes de ser un verdadero estandarte, en época del fundador Rómulo, era un manojo de heno o de espigas atado a la punta de una pica, pero seguramente esto es meramente legendario.

De la palabra latina manus tenemos infinitos derivados, como mano, manada, manejar, manera, manga, manual, manivela, manojo, manopla, maña, desmán, maniobrar, mancuerna, manso, mancebo, mandar, encomendar, etc.

Del verbo latino plere proceden también completo, complemento, implemento, henchir (deimplere) y suplir. Este verbo se asocia a una raíz indoeuropea *pel-2 (llenar), que también dio en latín:
  • El adjetivo plenus (lleno), de donde vienen pleno, lleno, pleamar o terraplén.
  • Probablemente la palabra manipulus (puñado, manojo, lo que llena la mano, de manus y plere) de donde vienen manípulo y manipular.
  • La palabra palus, paludis (pantano, laguna, terreno lleno de agua), de donde vienen palúdico, paludismo, palustre y paular.
  • El adverbio plus (más) de donde viene la palabra plural.
  • La palabra plebs, plebis (multitud, mayoría), de la que vienen plebe, plebeyo y plebiscito.

- Gracias: Helena


La palabra latina manus se relaciona con una raíz indoeuropea *man-2- (mano).

Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.