Etimología de AGALLA

AGALLA

La palabra agalla que se encuentra documentada ya en Berceo (s. XIII), tiene como primer significado el de excrecencia redonda que se forma en la corteza de los robles y otros árboles y arbustos. Corominas considera que la agalla referida a las branquias de los peces o a las amígdalas tiene diferente origen y es otro vocablo. Pero la Academia parece considerarlo una mera extensión del sentido primitivo de agalla.

Esta palabra procede del latín galla, voz que designaba a la nuez de galla, cecidia o agalla, que es una excrecencia redonda de carácter tumoral que se forma en los tallos del roble y otros árboles como consecuencia de la picadura de algunos artrópodos, insectos, o a veces por efecto de hongos o bacterias. Estas vesículas duras tenían un uso desde la antigüedad y así en el s. I d.C. Plinio (Nat. Hist. 16, 26) nos dice que son muy útiles para el acabado del curtido de cueros y para teñir lanas. El vocablo galla es un viejo término técnico-rústico latino de origen desconocido, ya que parece que no tiene paralelos indoeuropeos y sus correspondientes vocablos en ámbito germánico (como el alemán Gallapfel) han sido tomados del latín.

En castellano ha desarrollado una a- protética que puede ser resultado de un falso corte a partir de expresiones como "la galla"/ "una galla" en que la a del artículo se ha asociado a la palabra.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.