Etimología de TENTAR

TENTAR

El verbo tentar (palpar, examinar o indagar por medio del tacto) viene del latín tentare (palpar, tocar). De ahí tenemos intentar (con el prefijo in- = hacia dentro), tentativo (-ivo = relación pasiva o activa) y tentáculo (-culo = instrumento). También de ahí uno de los dos atentar, con la idea de tocar, percibir con el tacto, ir con cuidado.

El verbo tentare es un frecuentativo de tendere (tender, estirar) y se asocia con la raíz indoeuropea *ten- (extender, estirar).

Tentar también lleva el significado de instigar, estimular y probar la fortaleza de alguien. Esto se debe a que desde tiempos romanos, tentare ha confluido con otro verbo, temptare (intentar, probar, tocar, palpar), de donde tenemos el otro verbo atentar y la palabra tentación. De Vaan asocia temptare con una raíz *t(e)mpl- con el significado de estirar, que estaría presente en templum (templo) y tempus (tiempo). Nosotros tenemos a templum bajo otra raíz *tem- (cortar) y tempus bajo *temp- (estirar, expandirse).


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.