Etimología de TENTACIÓN

TENTACIÓN

La palabra tentación viene del latín temptatio, temptationis (intento, prueba, tentativa), nombre de acción del verbo temptare (palpar, tocar, sondear, intentar, experimentar, poner a prueba) que ya en latín vulgar dio una forma reducida tentare.

La formación de temptare no está bien explicada a partir de raíz indoeuropea alguna, si bien desde antiguo se produjo una confusión con ciertos verbos iterativos derivados de los prefijados de tendere (tender, dirigirse a, estar tenso). En efecto, dado que intendere y contendere generaron los iterativos intentare y contentare, que parecían mostrar la misma raíz -tentare que el verbo tentare procedente de temptare y de algunos de sus prefijados, algunos pensaron que ambos verbos podían tener el mismo origen etimológico, lo cual es falso. Pero sí es cierto que intentare en el romance acabó desplazando ciertos usos de temptare/tentare con el valor de intentar. Intentar por tanto viene remotamente de tendere y no de temptare, pero en cambio la palabra tentativa sí viene de temptare.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.