Etimología de TENTÁCULO

TENTÁCULO

La palabra tentáculo viene del latín tentaculum, que ya se refería a los órganos táctiles y prensiles de ciertos animales. La palabra se forma con un sufijo -culum, la mayoría de las veces diminutivo, pero otras con valor instrumental como aquí (=medio), sobre la raíz del verbo tentare (tantear, tentar). Este verbo tentare tiene un doble origen, pues es tanto una forma vulgar de temptare (intentar, tantear, también tocar y palpar), como una forma vulgar iterativa del verbo tendere (tender, extender, dirigirse a). La confluencia de ambas formas de distinto origen hace que tentare asuma todos esos matices significativos de una manera indiferenciada.

Vinculados a tentare tenemos tentar e intentar.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.