Etimología de PUGILISMO

PUGILISMO

La palabra pugilismo viene del latín pugil, 'boxeador', pugilista, el que pelea con los puños y el sufijo -isma, expresa acción, ser, condición, doctrina, etc., como en ciclismo, atletismo, animismo, socialismo y muchos términos más; pugil, a la vez procede del adjetivo latino pugnax, 'combativo', del verbo pugnare, 'combatir', que proceden del griego pygmé, 'puño' y de pyx, 'con los puños apretados'. Todos estos vocablos grecolatinos, parecen tener una raíz indoeuropea común: *peug- (golpear). Por lo tanto, púgil, pugilismo, pugna, pugnar, propugnar, impugnar son voces emparentadas. Mientras que púgil es un término latino, boxeador, que es sinónimo, procede de la expresión inglesa box, caja. Recomiendo leer en este mismo sitio boxeador.

El pugilismo o boxeo apareció como un evento formal en Grecia durante los veintitresavos Juegos Olímpicos en el año 688 a.C.; pero el enfrentamiento con los puños cerrados se remonta a la prehistoria. Parece que las más antiguas evidencias se encuentran en esculturas Sumerias primitivas que datan del año 3000 a.C., en jarrones Minoicos de Creta (1500 a.C.), así como en Egipto (1350 a.C.).

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


No es cierto que latín pugilis proceda de pugnax, y más falso todavía que todo esto proceda del griego πυγμή (pygmé, puño). Púgil viene del latín pugilis, que se forma con un sufijo -ilis de posibilidad o capacidad sobre la raíz latina pug- procedente del indoeuropeo *peug- (punzar, golpear), de modo que pugilis significa "el que tiene la capacidad de golpear". Esa misma raíz con un sufijo -no formó en latín la palabra pugnus (puño) de donde vienen puño y puñal. De pugnus se derivó el verbo pugnare (pelear, luchar con los puños), que en latín generó prefijados de los que conservamos por ejemplo impugnar, empuñar, propugnar y repugnar. Y de pugnare se deriva pugnax (el que tiene fuerte tendencia a luchar, peleón), que como se ve es una derivación terciaria, mientras pugilis es primaria y no contiene el sufijo -no que debería llevar si derivara de pugnax.

La palabra griega πυγμή se formó con la misma raíz indoeuropea *peug-, pero con una sufijación diferente como puede verse, y nunca fue prestada al latín: las formas latinas no proceden de ella como se afirma en la intervención anterior. Si hubiera sido prestada, necesariamente con anterioridad al s. IV a.C. en que las anteriores palabras latinas están atestiguadas, según las normas de recepción y adaptación de vocablos griegos de esta época su forma hubiera sido la forma alternante "pugma"/ "pigma", forma inexistente en latín. Lo que sí se prestó ya muy tardíamente fue la palabra pigmeo para designar a un pueblo, pero que en nada tiene que ver en la generación de las palabras latinas anteriores..

La raíz indoeuropea *peug- es además mucho más prolífica en latín que en griego. En latín, con un infijo nasal, da lugar también al verbo pungere (punzar, pinchar), del que conservamos numerosos derivados como punción, punto, punta, puntal, punzar, pinchar, puntiagudo, acupuntura, compungir, etc.

Es decir, que todos estos vocablos latinos no dependen en absoluto del griego πυγμή (pygmé) ni tienen relación alguna con ese vocablo, salvo por el hecho de que remotamente comparten una misma raíz indoeuropea originaria.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.