**

Etimología de PERSONA

-
-

PERSONA

La palabra persona viene del latín persona, o sea máscara usada por un personaje teatral. El latín lo tomó del etrusco, phersu y este del griego προσωπον (prospora = máscara).

"Máscara" en griego está formada de προς (pros = delante) y ωπος (opos = cara), o sea "delante de la cara". De esa misma palabra viene "prosopopeya", figura estilística consistente en retratar un personaje describiendo sus facciones y por extensión el resto de la persona.

- Gracias: Valentín Duque


En el teatro en Grecia no había, claro está, micrófonos y la voz no era lo suficientemente potente como para llegar a todos los espectadores. Entonces se usaban máscaras, cada una de ellas expresaba un sentimiento mediante una mueca, tristeza, alegría... Estas máscaras se llamaban "per sona", para sonar. Podemos seguir tirando del hilo y analizar "personalidad", palabra, muchas veces mal entendida. La personalidad podría ser nuestra máscara, algo que utilizamos para hacernos oír. Seguro que esas máscaras griegas no reflejaban en su totalidad la esencia de la obra. ¿Por qué en vez de pulir nuestras máscaras no nos acercamos más al escenario?.

- Gracias: David Cruz


Sabia e ingeniosa explicación da Gabio Baso, en su tratado Del Origen de los Vocablos, de la palabra "persona", máscara. Cree que este vocablo toma origen del verbo personare (resonar). He aquí cómo explica su opinión: "no teniendo la máscara que cubre por completo el rostro más que una abertura en el sitio de la boca, la voz, en vez de derramarse en todas direcciones, se estrecha para escapar por una sola salida, y adquiere por ello sonido más penetrante y fuerte. Así, pues, porque la máscara hace la voz humana más sonora y vibrante, se le ha dado el nombre de persona y, por consecuencia, de la forma de esta palabra, es larga la letra o en ella".

- Gracias: Isela Peralta Castillo


Se ha establecido en efecto una relación del vocablo latino persona, con el etrusco phersu, término al que se le atribuye el mismo significado y que puede que esté en el origen de la palabra latina. Lo que de ningún modo parece estar probado de manera fehaciente, ni asumido por todos (aunque así figure en muchos lados) es que ese término etrusco tenga relación directa, o sea un préstamo del griego πρὀσωπον (=prósopon). Así las cosas, no es que Gabio Baso relacione persona con el verbo personare, es que los romanos ya establecían esa relación léxica y etimológica, aunque bien pudo, a la inversa, y es más lógico pensarlo, derivarse el verbo del sustantivo. El verbo significa sonar o hacer sonar "a través de" (per), y también hacer retumbar por completo o amplificar una voz o sonido, cosa que en efecto se lograba porque la máscara teatral griega o romana además de caracterizar, estaba provista de ese abocinamiento bucal por el que el actor proyectaba la voz, mecanismo más perfeccionado entre los romanos.

Lo curioso es que ha llegado a confundirse entre nosotros la palabra "persona" con "ser humano", y la "personalidad" con los rasgos propios y originales de un ser humano. Realmente no es así estrictamente y en origen, pues aparte de su sentido originario como máscara teatral, la palabra persona se especializa como término del lenguaje jurídico. La palabra persona era la máscara que como tal caracerizaba a un personaje con un papel concreto dentro de una obra teatral, por eso pasa también a significar "personaje". Y jurídicamente designa al ser humano, sólo en una faceta: como sujeto de derechos y obligaciones reglamentadas dentro de una sociedad o comunidad humana reglada, y que por lo tanto tiene un papel reconocido en ella y una función: la personalidad es pues el perfil socio-jurídico concreto de un ser humano, y no su faceta de mera humanidad. Es por eso que incluso es posible hablar de "persona jurídica" para referirse a un ente o sociedad, u órgano que puede que no sea estrictamente un individuo humano, una persona física. El lenguaje es en origen muy claro y distintivo, son los hablantes los que generan desplazamientos semánticos con él, y algún grupo humano confundió después la humanidad de un ser humano, con lo que exclusivamente era una faceta de su existencia: su estatus jurídico.

- Gracias: Helena



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P

Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9926) añadidas al diccionario:
oéstrido   papagayo   noúmeno   genioplastia   femoral   sepia   calloso   eneldo   hornazo   persistente  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
antídoto   náhuatl   órgano   septentrional   reduplicar   cardinales   chungo   ocaso   autoestima   protuberancia  
Último cambio: Domingo, Noviembre 23 19:21 MST 2014