Etimología de PREPUCIO

PREPUCIO

La palabra prepucio viene del latín praeputium, compuesta del elemento latino prae, 'antes, primero, delante de', quizás por estar ubicado en la parte anterior del pene, y putium, palabra latina que nunca existió aislada, salvo como forma popular tardía y por corte de praeputium. Según algunas fuentes este elemento -putium podría relacionarse con el término bieloruso potka, 'pene', probablemente también relacionado por un origen común con el vocablo sánscrito pusyati, que además de crecer, significa blandir, lo que parece indicarnos dos cuestiones relacionadas con el pene: erección o crecimiento y la manera en que un hombre a veces suele manipularlo, aunque esto es sólo una hipótesis muy personal. En general el elemento -putium no está perfectamente identificado.

Además, el elemento prae debe provenir de la voz indoeuropea *per-3, que entre otras cosas significa 'alrededor y primero'; revelándonos que rodea al pene y se encuentra en su porción más anterior o distal. Asimismo, resulta interesante acotar que de acuerdo a Roberts Pastor, el American Heritage y Pokorny, putium, probablemente provenga del indoeuropeo *pu-1, con el significado de 'soplar, hinchar'

Anatómicamente el prepucio es un pliegue mucocutáneo que rodea y protege al glande o cabeza del pene. En el caso de la mujer, el prepucio es una estructura semejante que cubre al glande del clítoris y se forma por la convergencia de los labios menores vulvares.

Al parecer, praeputium se encuentra ya escrito en las obras del escritor romano Marco Terencio Varrón (116 a.C.-27a.C.) con el significado actual. Muchos siglos después, hacia el año 1400 d.C. aparece en inglés medieval como prepucium (ahora en inglés se escribe prepuce), en una traducción de la obra Chirugia Magna escrita en latín, en 1296, por el médico, cirujano y profesor de origen italiano, exiliado en Francia desde 1290, Lanfranc de Milán (1250-1306). Mientras que en el Blancard's Phys. Dict. de 1693, lo escriben como præputium, donde dice que "además de ser el pliegue cutáneo que rodea al glande del pene, es también el que cubre a la prominencia del clítoris".

Conviene agregar que otros autores (Ernout y Meillet), creen probable que 'prepucio' tenga relación con el vocablo latino putus (puro, limpio) y entonces, praeputium denotaría 'impureza o algo sucio', debido a que prae como prefijo latino a veces también significa 'lo que está fuera de, lo que se excluye de', es decir, si excluimos lo puro, entonces nos referimos a lo impuro; dicho de otra manera sería como 'la parte impura del pene', ya que en esa zona se acumula el esmegma y a veces, residuos de orina, lo que suele provocar malos olores si no se asea frecuentemente.

El prefijo latino prae, 'pre', forma parte de muchos términos en español, por ejemplo, preescolar, prevenir, preocupación, presupuesto, preeclampsia, prenupcial, preparatoria, preoperatorio, precordial, predeterminar, presuponer, etc.

Fuentes:

Oxford English Dictionary. 1984. USA.

Walsh J. James. 1911. Old-Time Makers of Medicine. USA.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Conviene señalar que aunque en efecto la raíz de praeputium es discutida, ni Pokorny ni Roberts-Pastor son exactamente latinistas, sino indoeuropeístas (American Heritage es sólo una enciclopedia que sigue más o menos a Pokorny). Ernout y Meillet sí que son en cambio excelentes latinistas y cuando dicen que praeputium denotaría impureza no inventan nada ni especulan. Es que en latín praeputium además de prepucio se emplea con el valor de impureza y tenemos citas para demostrarlo. Los autores cristianos, como Tertuliano y otros, en la polémica del cristianismo primitivo acerca de si los cristianos deben o no circuncidarse como los judíos, cada vez que se refieren al prepucio utilizan la expresión praeputium carnis (el prepucio de la carne, la impureza de la carne), mientras que muchas veces, si emplean praeputium solo, se refieren sin más a la impureza. Baste un ejemplo de Lactancio (Divinae Institutiones, 4,17,8): Circumdite vos deo vestro et circumcidite praeputium cordis vestri, ne exeat ira mea sicut ignis et non sit qui extinguat (Circuncidaos para vuestro Dios y circuncidad la impureza de vuestro corazón, no vaya a ser que surja mi ira como el fuego y no haya quien la extinga). No deja de ser posible que también se trate de una etimología popular el hecho de asociar el elemento -put- a la idea de purificar, y por tanto praeputium se entendería como lo que está fuera de lo puro, la impureza, máxime en los ambientes cristianos en que el contacto judaico identifica el prepucio con algo impuro que hay que eliminar, pero es que claro, en latín la raíz -put- con ese valor es muy prolífica, y en cambio no existe ni un sólo vocablo con ese elemento referido al pene, pero al menos sí sabemos con certeza que se empleó el vocablo con el valor de impureza. San Agustín incluso hace juegos de palabras con la palabra praeputium y el verbo deputare (purificar, cortar la impureza) y llega a decir que la palabra praeputium significa pecado (Contra Juliano, 6, 835, 14).

Así todos los buenos diccionarios etimológicos del latín y los latinistas que han investigado estos vocablos consideran totalmente insegura la asociación de praeputium a *pu-1, con el significado de 'soplar, hinchar', entre otras cosas porque el prepucio ni sopla ni se hincha, en todo caso es el pene lo que se hincha, pero no hay en latín un elemento putos o putium en latín que signifique pene como pretenden algunos indoeuropeístas, ni el menor indicio de ello. Así Walde y Hoffmann revisan todas las hipótesis sobre el vocablo sin aceptarlas, y De Vaan sólo comenta la relación poco fiable establecida para praeputium, que muy bien podría depender de las raíces *peu- (cortar) o *peuƏ- (purificar, limpiar). Con frecuencia se ignora que aparte de que los judíos practicaran sistemáticamente la circuncisión, griegos y romanos también practicaban frecuentísimamente cortes en esta parte anterior del pene aunque no lo retiraran completamente, para facilitar su normal retracción que en los frecuentísimos casos de fimosis por estrechez del prepucio impide que el glande quede al descubierto con la erección, con las consiguientes complicaciones de muchos tipos, incluso dolorosas. La fimosis se da de manera natural en un altísimo porcentaje de varones nacidos, y su tratamiento más antiguo es el corte. Algunos autores incluso han señalado la posible relación del vocablo con la palabra salaputium, nombre de formación oscura que significa enano u hombre pequeño, y que se relacionaría con la raíz *pou- (pequeño). Es por tanto absolutamente descabellado atribuir una raíz indoeuropea concreta a este vocablo, y de hacerlo, las mejores candidatas serían quizá *peu- (cortar) o *peuƏ- (purificar, limpiar). Y por supuesto son mucho más fiables al respecto los estudios razonados de los latinistas que las enciclopedias de indoeuropeo que recogen toda hipótesis emitida sin un aparato crítico real, sino sólamente atendiendo a la preferencia de criterio del autor.

La palabra latina praeputium pasa a las lenguas romances. En castellano se documenta por primera vez, no en 1400, sino en el año 1260.

- Gracias: Helena


El American Heritage Dictionary of Indo-European Roots, editado por Calvert Watkins es una fuente independiente de Pokorny. Es una obra que se actualizado varias veces (1985, 1992, 2000 y 2011) desde su primera aparición en 1968. La obra de Pokorny no ha sido actualizada desde 1958. Así el Amercian Heritage tiene muchas raíces que no aparecen en Pokorny, no acepta todas las raíces de Pokorny y cuando las acepta, no siempre contiene todos los posibles derivados sugeridos por Pokorny. Waltkins combina unas raíces que Pokorny tiene por separado y separa raíces que Pokory tiene juntas, etc. Es verdad que Watkins usa Pokorny como referencia, pero es para que el lector pueda encontrar el material comparativo de las antiguas lenguas usadas para reconstruir la raíz.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.