Etimología de PARTO

PARTO

La palabra parto viene del latín partus-us, que es el nombre de efecto o resultado derivado del supino partum del verbo latino parĕre (hacer nacer, engendrar, producir). Es por eso que partus en latín no sólo se refiere al acto de parir una criatura, sino también al acto de concebirlo o engendrarlo, y asimismo a la criatura misma, al niño, al hijo, que es el resultado de esa concepción. De igual modo en sentido figurado partus se aplica a la producción de las plantas o a cualquier cosa engendrada por el entendimiento humano, y ello explica todos sus significados actuales.

El verbo parĕre que también genera vocablos como parir, pariente, puerperio, etc., se vincula a una raíz indoeuropea *perƏ-1 (producir, procurar) presente también en el verbo latino parare (preparar, equipar), de donde parar, preparar, reparar, separar, etc.

Pero hay otro vocablo parto diferente, que se refiere al habitante de una región de Asia llamada Partia. Este viene del latín Parthus, de idéntico origen que el griego Πάρθος, que ya fue utilizado por Esquilo con el valor de persa, derivado de Πάρθια, que en realidad es sólo un territorio concreto o satrapía del imperio persa, cuyo nombre procede del persa Parthava. Este pueblo en origen era un grupo de escitas de las estepas incluido en el imperio persa, pero a partir del s. III a.C. toman el poder en dicho imperio arrebatándoselo a la dinastía helenística seleúcida, y creando lo que llamamos el Imperio Parto. Los partos fueron una constante amenaza para el imperio romano en sus fronteras de oriente y guerrearon con los romanos repetidas veces, hasta que su poder se desmoronó del todo en el s. III d.C., y tomó las riendas en aquellas tierras una nueva dinastía, la de los Sasánidas.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.