Etimología de PASA

PASA

La palabra pasa que designa a las uvas secas y arrugaditas, muy dulces generalmente, viene del latín passa (extendida), adjetivo que calificaba a uva en la expresión uva passa (uva extendida). Esto es así porque habitualmente los romanos extendían los racimos bien limpios sobre cañizos para secar la uva al sol y así conservarla. Aplicamos también la expresión pasa a las ciruelas pasas y otros frutos así desecados y conservados.

Los romanos hacían también un vino muy apreciado llamado passum, elaborado a base de uvas pasas. El tratadista hispano Columella, del s. I d.C., nos da lo que según él es una de las mejores recetas para hacer passum, y atribuye esta receta concreta a Magón, un tratadista de agricultura cartaginés, citado también por Cicerón y Varrón. Columella afirma que él mismo ha practicado la receta que dice así, al menos en mi traducción personal:

"Seleccionar uva temprana bien madura, desechar los granos estropeados o defectuosos, fijar horcas o palos a distancias de cuatro pies para que sostengan un entramado de cañas y enlazarlas con varas. Entonces sobre las cañas colocar y extender al sol las uvas, y cubrirlas por las noches para que no se humedezcan de rocío. Cuando ya se hayan secado, seleccionar los granos y ponerlos en un dolium (1) o gran vasija, y allí mismo añadir mosto de la mejor calidad posible hasta cubrir todos los granos. Cuando haya impregnado bien las uvas y las haya hinchado, al sexto día, pásese a cestos y prénsese en la prensa y recójase, luego písese bien el resto de la uva, añadiendo mosto muy joven que haya sido sacado de otras uvas frescas que habrás tenido al sol tres días, entonces se mezcla, añadido también lo de la uva hollada aplastada debajo de la prensa. Este passum secundario encerrarlo enseguida en recipientes calafateados, para que no se haga demasiado áspero. Después de 20 días, cuando haya fermentado, trasvasar a otros recipientes e inmediatamente cubrir las tapaderas con yeso y una piel".
(Res rustica, 12, 39).

Tanto passa como passum (el vino), corresponden al participio del verbo pandere (extender, desplegar), que también nos da vocablos como paso, pandiculación, expandir, acompasar, repasar y sobrepasar. Se vincula a una raíz indoeuropea *petə- (extender, desplegar), que también da lugar al verbo latino patere (estar abierto, estar al descubierto) de donde patente, patentar y patentizar.

Nota:

  1. Gigantescas tinajas de uso agrícola de los romanos, de enorme capacidad, que a veces se enterraban o se fijaban con estructuras constructivas. Servían para almacenar aceite, líquidos, granos y otros diversos usos.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.